utfidelesinveniatur

sábado, 17 de septiembre de 2016

A NOVENTA Y NUEVE AÑOS DE LA APARICION DE LA VIRGEN EN FATIMA

A NOVENTA Y NUEVE AÑOS DE LA APARICIÓN DE LA VIRGEN EN FATIMA


Era la primavera europea de 1917 la Primera Guerra Mundial seguía su curso sin verse atisbos de su terminación.  En marzo una revolución en Rusia derribó al zar Nicolás II, los ejércitos rusos sufrieron unas terribles derrotas.  La ofensiva anglo-francesa del Camino de las Damas donde los alemanes estaban a 100 kilómetros de París, causó a sus autores grandes pérdidas en hombres. Ello provocó una crisis en la dirección militar francesa y alentó la acción de las personas que querían la paz.  Alemania, frente al bloqueo naval, inicio la guerra submarina sin restricciones et 1° de febrero y hundió 540.000 toneladas de buques mercantes durante el mismo mes, y llegó a 875.000 en mayo; ¿Rompería el bloqueo? Esto fue causa inmediata de la ruptura de relaciones con los Estados Unidos el 4 de febrero y su declaración de guerra el 6 de abril. Ello compensaba la defección rusa. No se preveía la terminación ni el resultado de la contienda.

Revolución Rusa


Ante las ruinas morales y materiales que causaba dicha guerra, el papa Benedicto XV, decidió pedir a la Santísima Virgen el fin de la guerra. El 5 de mayo de 1917 escribió a todos los a obispos encomendándoles esta petición, Y, el 13 de mayo en Fátima, ciudad del distrito de Santarém, en Portugal, se apareció a tres pastorcitos, de 10, 9 y 7 anos, Lucía Dos Santos, Francisco y Jacinta Marto, "una señora vestida de blanco más brillante que el sol" quien les anunció el próximo fin de la guerra y puso las condiciones de una verdadera paz.  La Señora dijo que volvería durante seis meses seguidos y luego dijo: “Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que El quiera enviaros, en acto de reparación por los pecados con que es ofendido y de súplica por la conversión de los dores?".

Benedicto XV


"Sí", respondieron los niños.

"Tendréis mucho que sufrir, pero la gracia de Dios os confortará" agregó, y al irse acotó: "Rezad el Rosario todos los días a fin de alcanzar la paz para el mundo"…

Al mes siguiente, anunció a Jacinta y Francisco que los llevaría al Cielo en breve y que Lucía, que aún vive sería testigo de su mensaje. Y añadió: Jesús quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Quien abrace esta devoción yo le prometo que se salvará y estas almas serán queridas por Dios como flores puestas por mí... para adornar su trono". Y Vieron entonces, en una luz vivísima que salía de sus manos abiertas rodeado de espinas, al Corazón Inmaculado de María, ultrajado por los pecados de la humanidad, que pedía reparación.

La visión de Julio

Los Tres Pastorcitos inmediatamente después de la visión del infierno


Recen el Rosario diariamente por el fin de la guerra, les dijo, porque sólo Ella lo obtendría. Y luego: “En octubre haré un milagro que todos verán para que crean... Sacrificaos por los pecadores y decid muchas veces, en especial cuando hagáis un sacrificio: "¡Oh Jesús, es por amor a Ti; por la conversión de los pecadores y en reparación de ofensas cometidas contra el Inmaculado razón de María!". Al decir esto abrió las manos…el reflejo que de ella salía parecía penetrar la tierra, y vimos como un mar de fuego y en él los demonios y las almas como brasas trasparentes y negras, con, forma humana, llevadas por llamas que de ellas salían, con nubes de humo, cayendo hacia todos lados como las chispas en los incendios sin peso ni equilibro, entre gemidos de dolor y desesperación que horrorizaban y estremecían…" Nuestra Señora nos dijo con bondad y tristeza: “Visteis el Infierno a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas Dios quiere establecer la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hicieren lo que Yo os digo, muchas almas se salvarán y habrá paz". "La guerra va a terminar, pero si no dejan de ofender a Dios, comenzará otra peor (la Segunda Guerra Mundial) Cuando viereis una noche iluminada por una luz desconocida (la noche del 25 al 26 de enero de 1938 el cielo se iluminó por, una impresionante aurora boreal) sabed que es la gran señal de Dios que castigará al mundo por sus crímenes, por la guerra, el hambre, la persecución a la Iglesia y al Santo Padre. Para, impedirlo, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón (lo hizo en junio de 1929 a Sor Lucía), y la comunión reparadora de los primeros sábados". (Esta la pidió, en 1925, 1926 Y 1927. Consiste en desagraviar al Inmaculado Corazón de María los primeros sábados, de cinco meses consecutivos, confesando, comulgando, rezando el Rosario, y meditando quince minutos sobre sus misterios)"

"Si atendieran mi pedido, Rusia se convertirá y habrá paz. Sino Rusia esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas. En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe". (Sigue la tercera parte del secreto de Fátima, aún no dado a conocer). La Señora concluyó: "Finalmente, mí Corazón Inmaculado triunfará el Santo Padre me consagrara, Rusia Que se convertirá, y le será concedido al mundo un tiempo de paz”  En agosto y septiembre ante los pedidos de curaciones la Señora dice: “Curaré a algunos pero no a todos. El Señor no se fía de ellos" y luego: "En Octubre haré un milagro para que todos crean"

Octubre el, milagro prometido





Llovía torrencialmente narra Lucia: "A poco vimos la luz, y a la Señora sobre la encina" “Soy Nuestra Señora del Rosario quiero que levanten aquí una capilla en mi honor. Rezad el rosario cada día, La guerra va a terminar y los soldados volverán pronto a sus hogares". Y aumentando la tristeza de su rostro, agregó “¡No ofendáis más a Nuestro Señor, que es muy ofendido” Comenzó entonces el milagro del sol prometido como prueba verdadera de las Apariciones. Setenta mil personas lo presenciaron y se vio en 20 kilómetros a la redonda cesó de llover y aparéelo el sol como un disco de plata que podía  mirarse sin deslumbrar. Comenzó a girar sobre sí lanzando hacia todos lados luces de diversos colores. Ceso unos momentos y se repitió aquel espectáculo." “Nueva pausa y repetición por tercera vez. Duró como dos minutos cada vez. Luego el sol comenzó a acercarse a la tierra, parecía que iba a caer sobre la multitud, aumentando su calor, La multitud prorrumpió en un solo grito: ¡Milagro! Luego todos cayeron de rodillas y exclamaron: ¡Dios mío misericordia! ¡Creo en, Dios! ¡Dios te salve María! Y se elevó al cielo suplicante y fervoroso el acto de contrición !Pésame de todo corazón de haberos ofendido…, Y luego, todos espontáneamente comenzaron a cantar el Credo. Tras diez minutos de prodigios tomó el sol su estado norma y los pastorcitos atenían otras visiones”. El gran periódico "O Século" de Lisboa, narraba este hecho en su, edición del lunes 15, lo mismo que otros  diarios de la misma ciudad.

El mensaje de Fátima

En él la Virgen Santísima habla a todos los hombre, individual Y social, a los corazones pidiendo oración y penitencia; a las naciones; a las autoridades de la Iglesia. Estas lo recibieron, al principio con desconfianza, luego analizando y observando su cumplimiento, no solo lo aprobaron  sino que alentaron a los fieles a inspirarse en El. Así los obispos portugueses proclamaron a Nuestra Señora de Fátima, Patrona de Portugal. Su Santidad Pío XII, que gustaba de  ser llamado "el Papa de Fátima"  pues había sido consagrado obispo el  l3 de mayo de 1917, escribió en 1950 al superior general de los domínicos P. Suárez: "Diga a sus religiosos que  el pensamiento del Papa está contenido en el Mensaje de Fátima". Y en 1958, poco antes de morir dijo  a peregrinos de los Estados Unidos: “Si queremos la paz debemos todos obedecer los pedidos hechos en Fátima... El tiempo de dudar de Fátima  ya pasó, ahora es tiempo de obrar"



Veamos el mensaje de julio de  1917, avalado por ese, milagro resonante y preanunciado para octubre y aun en parte secreto. Primero fue la visión del infierno.  Esta es una realidad de la que no se  habla, no está en la prospectiva de ningún futurólogo, pero es una verdad de fe inconmovible        

Guerra: Errores de Rusia.
 
I Guerra Mundial 1914-1918
II Guerra Mundial 1939-1945

"La guerra va a terminar, pero si no dejan de ofender a Dios, comenzará  otra peor", dijo Nuestra Señora. . .y la  paz  que siguió no fue la paz de Cristo. Narra Fernand Reriaud: "Me detuve en Roma, donde el Santo Padre se dignó concederme una audiencia Era el 18 de mayo de 1918, en momentos en que los alemanes arremetían  hacia París por el Chemin des Dames,  Dije al Papa mi inquietud. Su Santi dad me respondió: "Nada teman, usted des alcanzarán la victoria". Manifestó esto con tal convicción, que me dejó admirado. Pero, Benedicto, XV quien habla leído la sorpresa en mis  ojos prosiguió: "Estuve equivocado al decir: “Ustedes tendrán la victoria, debí decir: ya la tienen. Estoy  perfectamente, enterado, estoy seguro de lo que, afirmo. Pero ustedes, tendrán una malhadada victoria  pues  no guerrean contra Alemania  quieren destruir a Austria porque es potencia católica, para alcanzar a la, Iglesia. Conseguirán hacerlo así, pero dejarán en pie una Alemania que pronto llegará a ser más fuerte que nunca y que se tomará un terrible desquite". Lucía, en sus escritos insiste sobre Rusia, sus errores, los horrores que  provocará,



sino se cumplen las condiciones de su con versión. Cuando las apariciones, aún no se había producido la Revolución bolchevique. Rusia por un lado incitaba a las democracias contra Alemania y por otro alentó su rearme y luego se repartió Polonia con aquélla matanza en Katyn donde asesinó a 15.000 oficiales polacos, invadió partes de Rumania, Y atacó a Finlandia.  Para su conversión y condición para la paz, la Virgen Santísima pidió que el Papa en un acto solemne, consagrara a Rusia (o el mundo con especial mención de Rusia) y que todos los obispos del mundo lo hicieran junto con él. Estas condiciones nunca se cumplieron.  Lucía pidió esto dos veces a Pío XI, pero la consagración no se hizo, y vino la guerra…  En cambio la protección a Portugal de la Segunda Guerra Mundial "será la prueba -escribía Lucía a Pío XII el 2 de diciembre de 1940- de las gracias que Dios acordaría a otras naciones si como ella, le fuesen consagradas”. Portugal habla sido consagrado por sus obispos al Inmaculado Corazón de María en 1931.

El 30 de Noviembre de 1969, el entonces Presidente de la Nación Gral. Juan Carlos Onganía, se dirigió a pie, junto a los miembros de su gobierno y numerosa comitiva, desde la localidad de General Rodríguez hasta el Santuario de Nuestra Señora de Luján.
La Argentina lo fue en 1969 por su Presidente Onganía. ¿No nos protegerá Ella de los peligros que amenazan al mundo y profetizó en Fátima? Es Madre y Reina. Pío XII consagró el mundo al Inmaculado Corazón de María con una alusión a Rusia, el 31 de octubre de 1942. Y el Mensaje de Fátima tomó estado público. En 1952 consagró a todos los pueblos de Rusia. Pero las cohibiciones pedidas por la Reina del Cielo no se cumplieron. Tampoco en las consagraciones del mundo al Inmaculado Corazón de María que ha hecho Juan Pablo II. No hubo mención explícita de Rusia, no   se ordeno a todos los obispos hacerlo  también." !Misterio ante el que nos, inclinamos!

El tercer secreto

El mensaje de julio de 1917 tenía una tercera parte: Lucía lo escribió y entregó al obispo de Leiria Fátima. El mismo, por voluntad de la Señora, debía ser abierto en 1960. Este llego a manos de Pío XII quien lo conservó cerrado y murió en 1958. Llegó 1960 pese a la gran expectativa el tercer secreto no fue difundido. Muchas expectativas e hipótesis se han formulado: ¿Qué dice el tercer secreto? ¿Por qué no es difundido como  se anunció? El actual obispo de Leiría Fátima, monseñor Amaral dijo: "Su contenido no concierne sino nuestra a fe... Y la pérdida de la fe de un continente es peor que el aniquilamiento de una nación" (En la Universidad técnica de Viena, el 10-12-1984)
           
Colofón

Primer: el secreto de Fátima fue la visión del infierno, terrible realidad, de la cual nadie habla.  

Segundo: los terribles castigos que vendrían sobre el mundo con Rusia como instrumento (Y vaya que instrumento) y para evitar los cuales la Virgen Santísima pidió la Consagración de esta nación. Aún no efectuada, tal como Ella la pidió. Y las guerras, subversión terrorismo van en aumento…           

Tercero: sigue sin conocerse. Como sea, a los noventa y nueve  años de las apariciones, Fátima es más actual que nunca.

Cuarto: Dios quiere si o si la difusión de la devoción al Inmaculado de María, dos veces lo expresa la Santísima Virgen en Fátima: “Jesús quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Y en otro lado dice: “Dios quiere establecer la devoción a mi Inmaculado Corazón. Notemos muy bien en ningún momento manifiesta Nuestra Señora ese deseo, Ella solo expresa la Voluntad Divina, nada más. Y, si es el querer divino nada hay contra este querer que ose oponerse en virtud de su carácter divino no importando el que estemos hablando de una revelación privada que no está en el depósito Fidei, como muchos argumentan, es una revelación privada aprobada por la Iglesia y eso es suficiente. Así lo manifestó su Santidad Pío XII cuando dice a la delegación de Estados unidos: “Si queremos la paz debemos todos obedecer los pedidos hechos en Fátima... El tiempo de dudar de Fátima  ya pasó, ahora es tiempo de obrar"


Quinto: Queda claro también lo de la consagración del mundo y con mención especial de Rusia, por un lado, o la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, por el otro, las dos formas de consagración son aceptas a Dios con tal de que se hagan teniendo en cuenta los requisitos para las dos, pero, lamentablemente, ninguna de las dos se ha hecho. Su Santidad Pío XII comprendía muy bien el deseo de la Santísima Virgen a la vez, opinión personal, que veía la necesidad de hacerlo, pero esta consagración no estaba encomendada a su persona. Con todo hizo todo lo posible por dar cumplimiento a la voluntad divina que así lo exigía porque él ya conocía los terribles horrores de una guerra puesto que le toco vivirla en carne propia, pero no cumplió con los requisitos que el cielo por medio de la Virgen pedían y además Pío XII nuca abrió el sobre donde está escrito el secreto el cual debía abrirse en 1960. Pero llegado este año y a pesar de la gran expectativa el sobre se abrió, pero no se dio a conocer su contenido hasta el momento actual. ¿Por qué no se hizo lo pedido por la Virgen en Fátima? Es la pregunta que desde ese año nos seguimos haciendo los católicos, ¿Pudo más la “prudencia humana” que la divina? Un misterio ante el cual nos inclinamos sin entender el actuar humano contra el querer divino, misterio que en cierta forma se está auto revelando pues una consecuencia de ello podría y es el Concilio Vaticano II cuyos frutos hasta ahora son malos y no hay caso de convertirlos en buenos pues el árbol esta maleado desde la raíz misma. En todo caso es una desobediencia implícita y explicita de los pontífices posteriores a Pío XII, y tal decisión perjudica mucho a los católicos de nuestro tiempo. Si Rusia no se ha consagrado utilizando una de las dos formulas, porque de hecho no ha sucedió ese magno acontecimiento, ¿Habrá consecuencias catastróficas de no hacerse? Esta sobre nuestra cabeza la espada de Damocles como se dice comúnmente y este azote no se quitara hasta verse cumplida esta disposición divina aunque nos duela. ¿Pero Rusia ya se ha convertido, ya no es comunista? Me dirán. Nada tan absurdo como pensar eso Rusia sigue siendo comunista y ortodoxa cismática y es precisamente de esto último a lo que hace referencia Nuestra Señora en Fátima y no a otra cosa he aquí “la madre del cordero” reza un dicho latino, es decir, he aquí el meollo del asunto. Las consecuencias de este incumplimiento divino solo Dios las sabe, pero serán muy desagradables y catastróficas como para que ya no quede duda de la ira de Dios cuando se encoleriza y no vuelva a desobedecerse su Divina Voluntad. Por último solo nos queda decir que en tan solo deseos quedo su última petición: “¡No ofendáis más a Nuestro Señor, que es muy ofendido” no solo no se a dejado d ofender a Dios sino que se le ofende cada vez más, ¿Cómo vamos a revertir todo esto si no hay cooperación nuestra? A mi forma de ver estos graves pecados cometidos cada día contra la Majestad divina son los que atizan el fuego de su ira. Pecados de todo género cual no se han visto desde la creación del mundo, pesados que claman a la justicia divina y deben ser enmendados de alguna u otra forma, pero a estas alturas no podemos pretender su compasión o su misericordia porque nuestras faltas van más allá de todo lo previsto. Con todo si merecemos ese castigo terrible sea propicio con quienes aun buscamos servirle con fidelidad a pesar de nostras flaquezas, debilidades y miserias.