utfidelesinveniatur

lunes, 18 de enero de 2016

UN ESTUDIO DOCTRINAL SOBRE EL MILAGRO. (Santo Tomás de Aquino)

UN ESTUDIO DOCTRINAL SOBRE EL MILAGRO.
( Según Santo Tomás de Aquino)
Arturo Vargas Meza - Pbro.
(continuación) 

Causa eficiente del milagro

La causa eficiente del milagro es doble: principal e instrumental, he aquí lo que dice santo Tomas: “Lo que está comprendido totalmente dentro del orden establecido no puede obrar por encima de él. Pero toda criatura está comprendida dentro del orden que Dios estableció en las cosas. Luego ninguna criatura puede obrar por encima de este orden, es decir, hacer milagros” (Cf. II-II 178, 2.) Sin embargo Dios puede utilizar como una causa instrumental para hacer un milagro a una criatura racional (ángeles, hombres) e incluso irracionales como el caso de la burra de Balam. Santo tomas al respecto dice: “Hablando de milagros, los hay que no son verdaderos, sino hechos fantásticos, con los que queda el hombre burlado, pareciéndoles ver lo que no es. Otros son hechos reales, pero no tienen verdadera razón de milagro, pues se realizan con la ayuda de las causas naturales, ambas cosas pueden ser ejecutadas por los demonios como ya vimos en su lugar. (tratado de angelisPero los verdaderos milagros no pueden ser obrados sino es por el poder divino, y los obra Dios para utilidad de los hombres. Y esto es de dos modos: uno, para confirmación de la verdad predicada: otro, para demostración de la santidad de algunos a quien Dios quiere proponer como ejemplo de virtud. En la solución de las dificultades. Añade Santo Tomas las siguientes interesantes precisiones:

1) Los milagros son verdaderos testimonios de aquello para que se realiza, de suerte que los malos no pueden obrar verdaderos milagros para confirmación de su doctrina ; aunque si los pueden hacer en confirmación del nombre de Cristo, que invocan, o de la virtud de los sacramentos que administran (ad. 3)

2) Como dice San Agustín: “No se atribuye a todos los santos el obrar milagros para  que los débiles de entendimiento no sean engañados por el pernicioso error de creer que son mayores esos dones extraordinarios que las obras de santidad y justicia con las que se merece la vida eterna” (ad, 4)

Causa final.

a) El fin último absoluto del milagro no puede ser otro que el fin último de la creación: la gloria de Dios, o más exactamente, el mismo Dios glorificado en sus obras.

b) El fin último relativo no puede ser el mundo físico sino un ser inteligente que los perciba, o sea, el hombre o el ángel.

c) El fin próximo o inmediato es muy variado: beneficiar a un desgraciado, poner de manifiesto la santidad de uno de sus siervos, testificar la sobrenatulalidad de una aparición (la Virgen de Lourdes o Fátima.) y otras cosas semejantes.

COLOFON.

Al elaborar el presente estudio sobre los milagros según la teología católica, mi intención es el tratar de ser lo más objetivamente posible para el beneficio general de quienes nos hacen el favor de seguir este blog, no es nuestra intención hacer polémica sobre este asunto. Mas también es inevitable no abordar los temas de actualidad dado que ellos han generado indignación en unos y perturbación en otros, como ya lo dije al principio de este escrito. Más concretamente sobre los milagros de la nueva misa o novus ordo, sobre este tema hay unas cosas por aclarar, siguiendo siempre a Santo Tomas de Aquino, partiendo de las conclusiones sacadas por el doctor angélico en las cuales, a modo de resumen, quedo claro que:

En general

a) Solo Dios es el único que puede realizar milagros absolutamente en el orden sobrenatural, dejando el orden preternatural a los ángeles y los hombres

b) Los demonios no pueden obrar milagros en absoluto en cuanto al orden sobrenatural, pero si actúan en el plano u orden natural acción que se conoce como preternatural

c) tanto los santos como los ángeles que quedaron confirmados en gracia si pueden obrar milagros. No por si mismos sino como instrumentos de Dios, como dice santo Tomas, ya sea para exaltar a tal o cual santo y dar gloria a Dios o hacer ver sus maravillas a los hombres por medio de los ángeles como lo dice San Rafael Arcángel: “Bendecid al Dios de los cielos y glorificadle delante de todos los vivientes, pues ha mostrado en vosotros su misericordia” (Tob. XII, 6)

d) Los malos no pueden obrar milagros para fundamentar sus doctrinas erróneas, según dice Santo Tomas, y, entran en este apartado; los herejes de todos los tiempos, cismáticos etc. Pero Dios si puede obrar milagros por medio de ellos y a pesar de ellos.
En particular.

Se trata de saber si en la “nueva misa”, aplicando los principios que rigen los milagros según Santo Tomas, se pueden dar milagros en sentido más estricto de la palabra y en el orden sobrenatural. Absoluto. La respuesta es no, por múltiples razones que las podemos resumir a dos si nos apegamos a lo expuesto en este articulo:

1) dice un dicho latino: “Nadie da lo que no tiene”. El rito moderno o “nueva misa” ha sido modificado desde la raíz de tal manera que no tiene en absoluto la santidad del venerable rito latino (rito canonizado por San Pio V) para no dar la gracia del sacramento propiamente asignada al mismo. Ahora bien, en virtud, de estos cambios radicales, no pueden darse milagros en este rito que, además NO TIENE INTENCION DE CONSAGRAR, según se desprende del comentario acertado de los cardenales Otaviani y Bacchi (breve examen crítico y Mons. Lefebvre sermón de ordenaciones del 30 de noviembre de 1986, en la Reja Argentina) y su origen es herético según lo señala san Pio X en su encíclica Pcendi Gregis al hablar del modernismo señalándolo como la CLUACA DE TODAS LAS HEREJIAS, modernismo que ya, en su tiempo, estaba destruyendo a la Iglesia como el salitre lo hace con las casas. Por lo tanto no puede haber milagros dentro de la “nueva misa” y si tales motivos dados más arriba son insuficientes recordemos que en el orden sobrenatural en virtud de su imposibilidad física dado que la forma ha sido cambiada no por Dios sino por los hombres (Concilio Vaticano II) quienes le negaron su fin último que es la gloria y alabanza de Dios.

Por lo tanto queda claro que, “Un árbol malo no puede dar frutos buenos”

 2) En cuanto a lo segundo de si se pueden dar milagros A PESAR DE LA NUEVA MISA, el mismo santo nos dice que si cuando en su artículo nos hace notar que los hombres malos pueden producir milagros a pesar de ellos ya que ella es fruto de su aberrante modernismo y es como dice el dicho vulgar: “No le pidas peras al olmo” de esta manera no se le puede pedir la santidad al rito nuevo porque no la tiene simpliciter.