utfidelesinveniatur

sábado, 31 de octubre de 2015

La Cruzada por la Libertad religiosa en México

Plutarco Elias Calles



Gracias a Dios el Congreso no se suspendió llevándose a cabo todo el programa con excepción de una obra de Sor Juana Inés de la Cruz. Álvaro Obregón termina su período de gobierno después del conflicto con el Congreso Eucarístico "retirándose “a sus latifundios en Sonora pero sin alejarse de la política a la cual retorna para ocupar la Secretaría de Gobierno bajo la presidencia de Calles. Desde este puesto continuó su carrera política con el fin de ocupar la presidencia más tarde. Su ambición no conocía límites, logró por mayoría de votos del Congreso derogar el art. 88 de la Constitución que decía :"Sufragio efectivo no reelección" y logró prolongar el período de presidencia de 4 a 6 años. Lo segundo prevalece hoy día lo primero insertado de nuevo en la Constitución.
               

                1) Quien era Plutarco Elías Calles.
                2) El cisma durante su Presidencia.
                                               a) Antecedentes históricos       
                                               b)El cisma                                                         
                                               c) Consecuencias.                                                         
                3) La Ruptura (1926)
                              a) El Manifiesto católico.
                                               b) La ley Calles
                                               c) El boicot nacional contra el Gobierno (Dic. 1926)
                                               d) La ruptura definitiva. (Julio 1926)

1) Quien era Plutarco Elías Calles.

Nació en Guaymas Sonora en el seno de una familia de ascendencia española. La familia de Elías era una de las familias más ricas del estado de Sonora, sin embargos los quince años se vio obligado a trabajar como ayudante de maestro, con el tiempo fue maestro y,posteriormente, inspector. Nunca desempeño bien sus labores como maestro ni como inspector pues seguido llagaba borracho a las clases y su carácter no era nada agradable. Arruinado económicamente por su mala vida y su mala fama como maestro acudió a uno de sus tíos paternos quien lo inició en el comercio poniéndolo como despachador en su negocio, pero, como no había nacido para eso, pronto quedo en la ruina. En esos momentos el gobernador del Estado, por recomendaciones y por su anticlericalismo, lo inició en la carrera de militar y política donde, con el correr del tiempo, llego a Gral. luego Gobernador de Estado. Siendo Gobernador mando a fusilar al anterior Gobernador que lo había ayudado. En la presidencia de Obregón ocupó la secretaría de Gobernación y finalmente la presidencia de la república.

2) El cisma durante su Presidencia.

a)Antecedentes históricos.

Se comprenderá mejor la reacción de la Iglesia y del pueblo católico ante este cisma cuando se sabe que, el gobierno anticlerical, en otras ocasiones había intentado crear una iglesia que respondiera a las directivas del Estado y se separara de Roma. Este nuevo intento de Plutarco Elías Calles tiene sus orígenes en el año 1822, los regalistas habían propuesto la creación de la Iglesia Nacional Mexicana; el proyecto en cuatro puntos del Senado decía: en su cuarta proposición: "todos los asuntos eclesiásticos se ordenarían en el interior de la república, de acuerdo con los cánones y las leyes. "En 1859, Melchor Ocampo, ministro de Juárez, insistió en crear ese Iglesia Mexicana, "que fuera capaz de dar al Cesar, sin preocupaciones ni perjuicios, lo que al Cesar pertenece" encomendando su función al p. Rafael Díaz Martínez, Once sacerdotes siguieron este movimiento pero luego se arrepintieron. ( Texto del la carta M. O. Pág. 157 del libro la Cristiandad de Jean Meyer.)

En 1968 Juárez, intentó a su vez, con el presidente de la corte suprema, Mariano Zavala, crearla dirigiéndose a los episcopalistas norteamericanos para que le dieran un obispo. En su estado natal reclutó cuatro sacerdotes, en total poca cosa.

En 1905 el Pan Anglican Council estableció tres parroquias bajo la jurisdicción de la Iglesia Episcopal Norteamericana.

En 1914, la revolución carrancista, acaricio el proyecto para repetir las tentativas anticlericales del siglo pasado. Carranza procedía de acuerdo a una política indirecta del hecho consumado, es decir, instalaba vicarios en sustitución de los obispos fugitivos. Miembros adictos a este movimiento fueron: el P. Orihuela quien dijo : "Lo que hemos propuesto... deshacerse del clero extranjero, fundar una Iglesia Nacional por completo separada de la esclavitud de los Romanos Pontífices." Y el R. P. Ramírez exhortaba el 19 de Enero de 1917, al P. Pérez y al P. José Cortina Marques entre otros, con estas palabras,

b) El Cisma.

El 21 de Febrero de 1925, un centenar de hombres, entre ellos varios miembros de la Orden de los Caballeros de a Guadalupe, orden creada por la C.R.O.M., dirigidos por Ricardo Treviño, secretario Gral.  de la C.R.O.M., y un sacerdote español Manuel L. Monje tomaron por la fuerza el templo de la Soledad confiándolo al P. Joaquín Pérez. De este modo surgió la Iglesia Católica Apostólica Mexicana la cual, con el apoyo del Gobierno logró apropiarse de algunos otros templos en los Estados de Puebla, Veracruz, Tabasco y Oaxaca. ¿Quién era el Patriarca Pérez? Nace en un pueblo de Oaxaca en el año de 1851, llevo una vida aventurera: revolucionario porfirista. Casado a los 22 años, viudo a los 23 seminaristas ordenados sacerdote en 1881, masón en Tlaxiaco, en la logia de los "Amigos de la Luz" conspirador, preso, libertado, se encuentra corno coronel en Santiago Tlatelolco hasta 1912, por la gracia de don Porfirio. En 1912 vuelve a ser sacerdote, en 1925 es llamado por Calles y en Octubre de 1926 fue consagrado primado de los Viejos Cristianos para América del norte. Muere en 1930 reconciliado con la Iglesia Católica. ¿Que pretendía el patriarca Pérez al fundar la I.C.A.M.?

c) Consecuencias.

Su manifiesto al Clero secular y regular de la Iglesia Católica. Entre otras muchas cosas decía: "Os es bien sabido que con fecha 18 del mes de Febrero pasado, en unión de varios virtuosos sacerdotes de reconocida piedad, pero de ideas liberales avanzadas tras ondas y graves meditaciones, resolvieron en junta solemne la fundación de la Iglesia Ortodoxa Mexicana, nombrándose al efecto un patriarca que la gobierne, independiente del Vaticano, sin que por esto se afecte en nada el dogma, cánones y principios fundamentales de la fe de la Iglesia Cristiana." Para fundamentar su fundación interpreta equivocadamente las costumbres primitivas de la Iglesia, citando a San Pablo con sus epístolas a las diferentes congregaciones de feligreses de esos momentos. Y a San Juan con su Apocalipsis y sus epístolas dirigidas a las diferentes Iglesias y luego continua: "al quedar así fundada la Iglesia Católica en México, independiente del Vaticano, nos inspiramos en un alto nivel patriótico" que según él, ya se había insinuado en otros prelados mexicanos pero que por miedo al Vaticano nunca se resolvieron en fundar la I.C.A.M. Señala de antemano el rechazo que ésta sufrirá de parte del Vaticano y, sobre todo, del episcopado mexicano con su consecuente excomunión, termina su larga pastoral con estas palabras: “Os hacemos un llamamiento cristiano apelando a vuestros sentimientos de honradez sacerdotal y de patriotismo, a fin de que laboréis en una causa justa y digan de vuestra santa misión”. Afortunadamente el cisma no llevo el éxito esperado por Calles pues solo se le unieron 13 sacerdotes de los cuales nunca fueron ordenados dos y siete se reconciliaron con la Iglesia siendo, por lo tanto, un flagrante fracaso.

C)Las consecuencias:

En su edicto del 25 de Febrero decía: ”No podemos callar ante el escándalo, ni ocultar el dolor de nuestra alma ante la prevaricación de dos mal aconsejados sacerdotes que, desconociendo la suprema autoridad del Romano  Pontífice, Vicario de Cristo en la Tierra,  apostatan precipitándose en el abismo del cisma y de la herejía... No, no tememos al cisma, porque no dudamos, ni por un momento, de la fidelidad y sumisión de todos los católicos mexicanos y de todo nuestro clero... pedimos a Dios, y os encarecemos a vosotros que los pidáis también, que estos hijos y ministros suyos, que redimió con su sangre, y ennobleció con su dignidad sacerdotal, vuelvan sobre sus pasos y se arrepientan.” El pueblo católico se molestó por la violencia con la que fue expulsado el párroco de la Iglesia de la Soledad, en la capital y, por la fuerza hecho de dicha parroquia a los sacerdotes cismáticos. Calles se vio obligado a cerrar al parroquia alojándolos en la Iglesia Corpus Crhisti.


3) LA RUPTURA IGLESIA- ESTADO.

a) El Manifiesto católico.
El 9 de Marzo de 1926: la A.C.J.M., la federación arquidiosana del trabajo, Adoración nocturna, Unión de Damas Católicas, Caballeros de Colón y la Congregación Mariana se reunieron, por unanimidad aprobaron un manifiesto publicado en la prensa el 14 de Marzo, el manifiesto dice así:  “ El actual régimen de gobierno que oprime a la mayoría de los mexicanos, manteniéndolos humillados, bajo la férula de un grupo de hombres sin conciencia y sin honor, procede de los principios destructores y subversivos de un sistema político que pretende convertir a la Patria en un campo de brutal explotación y a los ciudadanos en un rebaño de envilecidos esclavos.  La privación absoluta de las libertades religiosa, política, de enseñanza, de trabajo, de prensa; la negación de Dios y formación de un pueblo ateo; la destrucción de la propiedad privada por medio del despojo; la socialización de las fuentes productoras del país; la ruina del obrero libre por medio de organizaciones radicalmente revolucionarias; la malversación de los bienes públicos y el saqueo de los bienes privados; el desconocimiento de las obligaciones internacionales; tal es, substancialmente, el monstruoso sistema del régimen actual...” ( Manifiesto pág. 79 La persecución religiosa en México. M. Ángel León. Ed. Ictión)

b) La famosa ley Calles.

El 7 de Enero de 1926, Plutarco Elías Calles obtuvo, con aprobación unánimes de la cámara, facultades extraordinarias para redactar un decreto ley compuesto de 33 artículos, este famosa Decreto Ley supero, con creces, la Constitución de Querétaro, la supero también en malicia porque estrangula la libertad de los católicos mexicanos hasta en sus más elementales derechos. He aquí unos ejemplos:

Art. 2: Es ministro de culto toda persona que ejecuta actos religiosos (antes eran solamente los sacerdotes) o pronuncian públicamente prédicas doctrinales, o hace públicamente labor de proselitismo religioso. es decir, que son ministros religiosos las catequistas, los oradores religiosos y todo católico que ejecute actos religiosos. En resumen este artículo se extiende a todos los católicos y no solo a los sacerdotes como lo hizo la Constitución de Querétaro, las consecuencias que se deducen de este art. son las siguientes:
a) El Gobierno tiene derecho para apoderarse de todo establecimiento benéfico fundado por los católicos y de los inmuebles donde se haya instalado cualquier asociación benéfica o piadosa (el art. 130 solamente lo extendía a los sacerdotes solamente)
b) Si se prueba que un católico ha ejecutado actos religiosos y si también los ha ejecutado su padre, este no puede heredar a su padre en virtud del art. 130 que decía; (solo a los sacerdotes) que los ministros del culto son incapaces de heredar por testamento.
c) Por haber ejecutado actos religiosos ningún católico puede dirigir escuelas primarias. Estos actos públicos son; oír misa o Comulgar amparándose en el art. 4 : (Ninguna corporación religiosas, ni ministro de algún culto, podrán establecer o dirigir escuelas de instrucción primaria)

Art. 6, este disuelve las comunidades religiosas prohibiendo los votos religiosos decretando la pena de uno a dos años de prisión a las religiosas y religiosos exclaustrados que intenten reunirse de nuevo y de 6 años para los superiores. Pero en el caso de las superioras solamente les incumbe las dos terceras partes de la pena.

Art. 18, Fuera de los templos tampoco podrán los ministros de culto, ni los de uno y otro sexo que los profesen, usar de trajes especiales ni distintivos que los caractericen, bajo pena gubernativa de 500 pesos de multa...En caso de reincidencia se impondrá la pena de arresto mayor y multa de segunda clase" Adiós alzacuellos, crucifijos, escapularios, medallas, rosarios, etc. Los artículos 13, 14, 21 y 22 son una copia de los artículos 7 y 27 de la Constitución de Querétaro. Esta aprobación de este decreto no se publicó sino el  2 de Julio de 1926 en el diario oficial. Poco antes de su publicación la Iglesia había intentado llegar a un acuerdo pacífico con el Gobierno quien, el cardenal Gasparri busco por medio de conversaciones directas la posibilidad de un arreglo enviando a Mons. Crespi, pero todo fue en vano el Gobierno se mantuvo intransigente. El 11 de Julio de 1926 el Episcopado mexicano pensó seriamente en suspender el culto en toda la República en protesta contra esta ley Calles.  El punto que más molestaba a los Obispos era el famoso art. 9: "En el que se obligaba a cada sacerdote a inscribirse ante las autoridades para ejercer su ministerio." Si bien esta disposición no era contraria al derecho canónico, sin embargo permitía al gobierno atribuir templos a los protestantes y cismáticos.

c) El boicot Nacional.

En medio de un ambiente cada vez más tenso ocasionado por los inesperados levantamientos de los católicos en casi toda la república, como hemos visto, surge el Boicot o también llamado bloqueo económico contra el Gobierno llevado a cabo por la Liga defensora de la Libertad Religiosa. El 7 de Julio de 1926, entrego el proyecto por escrito al Comité Episcopal quien, una semana más tarde, lo aprobó con estas palabras:"(damos nuestra autorización) Para la campaña pacifica denominada Bloqueo Económico Social, que emprenderá la Liga defensora de la Libertad Religiosa, a fin de obtener la derogación de la layes que se oponen a dicha libertad."
Obtenida la aprobación con fecha del 31 de Julio, la Liga publicó una circular donde se contenía el programa de acción y decía: "A partir del 31 de Julio del corriente año y mientras esté vigente este decreto... el del 14 de Junio... los habitantes de la nación mexicana que amen la libertad desarrollarán una acción general en defensa y bloqueo en todo el país y consistirá en la paralización de la vida social y económica por los medios siguientes: Abstención de dar anuncios y comprar periódicos que se opongan a esta acción o no le presten ayuda. Se entenderá como falta de apoyo el silencio. Por lo que respecta a los periódicos de la ciudad de México, no se procederá contra ellos sino por determinación expresa de la Liga. Abstención de hacer compras que no sean indispensables para la subsistencia de cada día, la mayor abstención posible de vehículos. No concurrir a diversiones, ni públicas ni privadas. Limitarse en el consumo de energía eléctrica. Abstención total y definitiva de acudir a las escuelas laicas..." La respuesta del pueblo católico fue inmediata y muy positiva. Por toda la República, en las calles, en las esquinas, en las paredes, en los teatros, en los coches, en las hendiduras de las puertas y las ventanas se encontraban papelillos o etiquetas con estas inscripciones: "Adelante con el Boicot": El Boicot nos dará el triunfo" El 4 de Diciembre de l926, a las 13:00, por muchos lugares de la ciudad de México se elevaron por los aires cerca de 800 globos que llevaban por un lado, en letras grandes ¡BOICOT! y en el otro el escudo de la Liga y debajo seis banderas nacionales y, además tres paquetes de propaganda sujetos con mechas de diversos tamaños, para que, en los aires, soltaran primero la verde, luego la blanca y finalmente la roja. Esos globos llevaban cerca de 5,000 hojas. En esta ingeniosa y atrevida acción merecen mención especial las jóvenes que integraban la Brigada Santa Juana de Arco, sin ayuda de ellas tal propagada no hubiese obtenido los óptimos resultados. El Boicot, a pesar de las negaciones del Gobierno y aunque no consiguió su fin, tuvo una repercusión muy dura sobre la vida económica del país; lo suficientemente dura como para expresar a los del gobierno quienes se vieron en la necesidad de importar maíz y algodón, descendió la producción petrolera, bajaron mucho las exportaciones de henequén y bajo internacionalmente el precio de la plata. Según Lagarde: "El consumo interior ha disminuido mucho, los stocks se acumulan en la industria y el comercio, los pago son difíciles y muchas empresas se encuentran en una situación inquietante. El tesoro ha sufrido el contragolpe de esta situación... a causa de la fuga de capitales, la tasa del peso caes"  Para que tengamos una pálida  idea de la fuga de estos capitales pondremos como ejemplo al Banco de México quien, en la primera semana, sufrió el retiro de 7 millones de pesos y 3 millones más en las demás semanas. Balderrama, portavoz del gobierno, reconoce los efectos desastrosos del Boicot y cita un cablegrama de francés informando, en septiembre, que los "Los efectos del boicot han llegado a convertirse en un espectro aterrador" Ese mismo mes los cónsules norteamericanos en Manzanillo, Colima, Guadalajara, Torreón y Saltillo señalan la eficacia del movimiento. La Cámara de Comercio, Industria y Minas de Guadalajara, dirigió un comunicado o memorándum al Congreso desafiando la situación angustiosa de sus miembros, lo que les valió ser expulsados, por orden presidencial, de la Confederación Nacional. 1927 fue bastante duro y negro porque el comercio y la banca dejaron de percibir 65 millones de pesos. El ministro de hacienda se vio obligado a vender en subasta los bienes robados al clero y el Gobierno determinó no pagar los salarios a los empleados públicos, federales y tropas que no estuvieran en campaña.

En Guadalajara las diferentes agrupaciones católicas incluyendo a las empleadas católicas de comercio, se dividieron el trabajo en cuatro comisiones: fiestas, comercios, transportes y escuelas, la ciudad se convirtió en ciudad de peatones, además 800 maestros dimitieron de sus cargo en las escuelas públicas y 22,000 niños de escuela primaria de un total de 25,000 dejaron de ir a la escuela. Si bien el boicot no logró hacer capitular al gobierno si afecto demasiado la economía de México y esto explica por qué el gobierno quiso hablar, por primera vez, con los obispos. Aceptando esa extraña entrevista realizada el 2 de agosto. Mons. Díaz escribía a Mons. Fulcheri: "El procurador de justicia, el licenciado Mestre y el señor Pani espontáneamente han ofrecido acercarse al señor Presidente para ver si se arregla de una manera decorosa, cesen las presentes dificultades. Hemos mandado a decir al Presidente que de nuestra parte encontrará, siempre que no trate de exigirnos algo en contra de nuestra conciencia o en contra de la Leyes Divinas, disposición absoluta para hacer todo lo que pidamos." Queda por completar este apartado algo sobre el mismo viene en el libro : “La persecución religiosa en México pág. 65.

d) La ruptura definitiva y cesación del culto en las Iglesias. (1926)


Por otro lado el 14 de Julio el Comité episcopal aprobó el proyecto de boicoteo económico que meses antes le había propuesto la liga, mientras enviaba al Vaticano la decisión a la que habían llegado que decía: "El comité Episcopal ha resuelta hacer un esfuerzo supremo para conservar la vida de la Iglesia, y emplear el único medio que cree eficaz, y que consiste en que, unidos todos los obispos, protesten contra ese decreto declarando que no pueden obedecer y que no obliga en conciencia, y suspender el culto público en toda la nación por no poderse ejercitar conforme lo piden los sagrados cánones y la estructura divina de la Iglesia."

El 23 de Julio llego la contestación de Rama en estos términos: "S.S. condena ley a la vez que todo acto que pueda significar o ser interpretado por el pueblo fiel como aceptación o reconocimiento de la ley. A tal norma debe acomodarse el Episcopado Mexicano en su modo de obrar, de suerte que tenga la mayoría y hacer posible la uniformidad y dar ejemplo de concordia." Al siguiente día, con la aprobación de del Vaticano, el Comité Episcopal decidió la publicación de la pastoral colectiva anunciando la suspensión del culto cuando el decreto de Calles entrara en vigor o sea el 31 de Julio de 1926. El 25 del mismo mes se publicó la carta que decía: (La Cristiada tomo 2 pág. 266)(Art. pág. 11 y 12) El Gobierno no queriendo dar el brazo a torcer y deseando llevar el conflicto hasta sus últimas consecuencias, contesto con una circular de la Sria, de Gobernación en estos términos: "Tiene conocimiento el ejecutivo de que el clero católico, como alarde de rebeldía y una demostración de  desconocimiento a los preceptos constitucionales, a dispuesto suspender al servicio del culto público religioso a partir del 31 del corriente mes, fecha en que entrará en vigor la ley reformatoria del Código Penal, promulgada el 2 de julio en curso.

Como el Ejecutivo considera esta medida como una nueva maniobra del clero para desvirtuar la vigencia de la Ley Suprema de la República, agitar la opinión pública y procurara que surjan alteraciones del orden, por acuerdo del C. Presidente recomiendo a usted dicte la disposiciones que crea necesarias para que la ley... sea respetada y acatada por todos." Tan mal cayo esta circular en el ánimo del pueblo católico que ya se preveía una violenta reacción por eso dijo Calles: "Creo que estamos en el momento en que los campos van quedar deslindados para siempre; la hora se aproxima en la cual se va a librar la batalla definitiva, vamos a saber si la revolución ha vencido a la reacción o si el triunfo ha sido efímero" Cuando el pueblo católico se enteró de la suspensión del culto religioso, nadie daba crédito a lo que oía parecíales una horrible pesadilla algo similar al fin del mundo. difícil nos sería describir la conmoción que género, tal suspensión, en los corazones de estos católicos mexicanos, esta se sentía y se palpaba tanto en el ámbito social como en el familiar. Un contemporáneo describe la situación de la siguiente manera: (Tomado de la Cristiada de Jean Meyer pág.95.) "Desde el día en que el Episcopado anunció su decisión de suspender el culto publico, empezó a ir gente con el fin de arreglar sus conciencias, no obstante que era tiempo de que andábamos en el beneficio de la labor, es decir, trabajando la tierra. Cada día que pasaba era más la apretura(concurrencia) de gente en el pueblo, de todos los ranchos(caseríos) circunvecinos acudía gente, en todos los pechos se escuchaba zozobra en todos los semblantes se veía palidez, en todos los ojos se veía tristeza y las gargantas se detenían para pronunciar palabra(sensación de angustia) y no era otra la pregunta más que ¿a que se debe esto? y ¿porque cierran la Iglesia, que es lo que pasa? y solo se contestaba: pues quien sabe, yo no sé. En dicha parroquia había tres sacerdotes pero fueron insuficientes para confesar a tanta gente, no tenían tiempo ni descanso para ir a tomar sus alimentos, pasaban los días desde muy temprano hasta muy altas horas de la noche sentados en los confesionarios, pero no les fue posible confesar a aquella multitud. Los días y las horas transcurrían y pasaban y se esfumaban. Y la gente cabizbaja y pensativa, que no acataban, no aceitaban, no les cabía en el juicio (no comprendían).. .había caído como un rayo en todos los corazones en todas las mentes... pero no había remedio había que obedecer. Pero no era solo esto: la ley arbitraria dictada por Plutarco Elías Calles no terminaba ahí, en cerrar los templos, sino que tenía que salir de ahí Dios, aunque El había dicho: "H aquí que Yo estaré con vosotros por los siglos de l o siglos" Esa promesa se había de quebrantar, tenía que irse a los bosques, tenía que abandonar su casa, así como El un día hecho a los mercaderes del templo diciéndoles: "Mi casa de oración", y un día tuvo que dejarla y huir como un criminal porque Calles lo había dicho. Se cerro el templo, el sagrario quedó vacío, ya no esta Dios ahí, se fue a ser huésped de quien gustaba darle posada ya temiendo ser perjudicado por el gobierno; ya no se oyó el tañer de las camparas que llaman al pecador a que vaya a hacer oración. Sólo nos quedaba un consuelo: que estaba la puerta del templo abierta y los fieles por la tarde iban a rezar el rosario y a llorar sus culpas. El pueblo estaba de luto, se acabo la alegría, ya no había bienestar y tranquilidad, el corazón se sentía oprimido y, para completar todo esto, prohibía el gobierno la reunión en la calle como suele suceder que se para una persona con otra, pues esto era un delito grave.”

e) Primeros levantamientos armados(Julio de 1926 a Enero de 1927





“De sobra se que lo que va a comenzar para nosotros ahora es un calvario. Dispuestos hemos de estar a coger y a llevar nuestra cruz. A Uds., que han querido espontáneamente batir la masa y afrontar conmigo las más difíciles situaciones, los he llamado para plantearles ahora con crudeza el problema tal cual es. Si los convido en este momento a continuar la tarea, no quiero que alguno este engañado acerca del alcance que tiene la invitación: los convido a sacrificar su vida para salvar a México. Siento la sagrada obligación de no engañar, yo, que soy aquí el responsable de la decisión de todos. Si me preguntará alguno de Uds., que sacrificio le pido  para sellar el pacto que vamos a  celebrar, le diría dos palabras: TU SANGRE. El que quiera seguir adelante, deje de soñar con curules, triunfos militares, galones, brillo, victoria y dominio sobre los demás. México necesita una tradición de sangre para cimentar su vida libre de mañana. Para esa obra está puesta mi vida y para esa tradición les pido la vuestra.” ( Anacleto González Flores.) Con estas sentidas palabras y muy actuales abrimos el ciclo de la guerra Cristera propiamente gesta heroica realizada, gracias a la Providencia, allá por el año de 1926. La cesación del culto y el cierre de las Iglesias fue, sin duda, un factor determinante. La jerarquía eclesiástica quizá, con esta medida, esperaba este resultado, pero ya no se podían detener. por otro lado, los movimientos armados que comenzaron a levantarse en varios estados de México ante el endurecimiento de la posición del gobierno con relación a la Iglesia. Los famosos inventarios hechos a las Iglesias fue la mecha que provoco este gran incendio. Los levantamientos armados Cristeros en defensa de la fe, cronológicamente se dieron de la siguiente manera:

LOS LEVANTAMIENTOS ARMADOS. (Julio de 1926 a Enero de 1927)

Desde mediados de julio de 1926 hasta Enero o febrero de 1927 los movimientos armados cristeros, integrados principalmente por gente de las aldeas y poblados, no tenían una organización militar definida, fueron muchos los grupos que se levantaron por aquí y por allá, pero actuaban de manera aislada sin coordinación entre ellos, razón por la cual el gobierno, mejor organizado y bien pertrechado, en un principio no les dio importancia pues bastaba con una campaña bien organizada para acabar con ellos. Además los federales tenían otro elemento a su favor, la mayoría de los dirigentes cristeros no eran militares de carrera. Es verdad que muchos de ellos militaron en su momento con Francisco Villa o Emiliano Zapata pero no tenían los conocimientos necesarios para sostener una batalla frontal contra las tropas enemigas. A pesar de todos estos inconvenientes confiando más en la providencia, conscientes de que la defensa de la fe católica era una causa justa y necesaria y su defensa una santa obligación se lanzaron al campo de batalla, dejando sus hogares y sus tierras,  cual otros macabeos en varios estados del territorio mexicano. Aquí sólo citaremos los levantamientos de mayor importancia:

a) ESTADO DE ZACATECAS

El 14 de Agosto por la noche fue detenido el párroco de Chalcahuites Zacatecas el padre Luis Bátiz Sáinz junto con Manuel Morales y otros dos jóvenes, por tropas del gobierno. Al amanecer del día siguiente fueron sentenciados a muerte. Antes de que los fusilaran el padre Bátiz Sáinz dijo a los asesinos: “Yo le doy mi vida, disponga de ella, pero le pido por amor de Dios, por caridad, que no les haga nada a estos jóvenes. Mire: éste Manuel Morales, es casado, tiene su esposa sus tres hijitos pequeñitos. Éstos dos jóvenes son el sostén de sus familias, tienen a sus madres ancianas, que no cuentan con más apoyo que ellos.’ Entonces el propio Manuel Morales Cervantes, recusando su indulto, interviene con estas palabras: "‘Mire: señor Cura, con gusto doy mi vida y se la entregó a Dios. Yo muero. Dios no muere, ÉL Cuidará de mi esposa y de mis hijitos. ¡Que se haga la voluntad santísima de Dios!" El Párroco respondió: "Moriremos por la causa de Dios. No importa, otros verán el triunfo. Dios no muere. ¡Viva Cristo Rey.”   Ese mismo día, era día de mercado, llegó al pueblo don Pedro Quintanar, comerciante en ganado, hombre de mucha influencia en la región pues había sido jefe de la gente que defendió a la región de las bandas villistas, de 1914 a 1920 y conocedor de armas. El pueblo acudió a él para suplicarle que rescatara de los enemigos al padre Batíz, pero el padre ya había sido fusilado. A esos asesinos les tendió una emboscada a la salida del pueblo muriendo muchos de ellos. Este triunfo de don Pedro Quintanar acelero el levantamiento que Aurelio Acevedo y sus amigos venían fraguando desde el primero de agosto. El gobierno, conociendo la autoridad de don Pedro Quintanar en la región, movilizó a los agraristas y requisó las armas y los caballos de los campesinos. Esta medida propicio un levantamiento inmediato “pues no convenía que los agrarios nos quitaran las pocas armas que teníamos.” Más tarde se le unió Aurelio Acevedo quien le propuso el mando de las tropas, Quintanar acepto el ofrecimiento. Su mujer quiso disuadirlo, pero él le contesto con estas palabras: “Tengo un compromiso con la virgen de Guadalupe.” La otra causa del levantamiento lo constituyo el impío manifiesto callista puesto en el templo de Huejuquilla que decía entre otras cosas: “El 31 de Julio de 1926 tendrán que ser cerrados todos los templos de la República Mexicana y los sacerdotes tienen que ser expulsados a otros países.

Artículo 1.: Todo encargado de un templo, si repica las campanas, será multado con cincuenta pesos 
y un año de prisión.

Artículo 2º.: Toda aquella persona que enseñe a rezar a sus hijos la misma pena.

Artículo 3º.: En toda aquella casa en que haya santos, la misma pena.

Artículo 4º.: Toda aquella persona que porte insignias en su cuerpo por igual.”

Del mismo tono eran los restantes artículos. Por supuesto el pueblo no acato lo dispuesto en el manifiesto, he aquí sus palabras: “Bueno luego que vimos dicho manifiesto, nos dijimos: pues ciertamente el gobierno espera que se respete, pero en tales y cuales cosas esto no nos conviene, y primero saltan pedazos de gente que se haga lo que el gobierno diga. Inmediatamente nos reunimos para ver cómo le hacíamos y opinar cómo le podríamos hacer, y tomamos el parecer a toda la gente, si eran de conformidad para defender la religión, y dijimos que sí, que estábamos dispuestos a pelar hasta morir...” 

b) LOS ALTOS DE JALISCO. Octubre de 1926



Guadalajara. En esta ciudad situada al occidente de la república, el 3 de Agosto se escenifico un hecho importante que vale la pena contar algo de el: Se corrían rumores de que el gobierno iba a ocupar el santuario de N. Sra. de Guadalupe situado en la Av. Alcalde y Juan Álvarez, ante esta noticia la multitud invadió el Santuario y sus alrededores. Los niños sirvieron de mensajeros y en caso de alarma las campanas avisarían a los vecinos. El General Muñoz, con cincuenta soldados, intento en vano tomar el Santuario se vieron en la necesidad de replegarse y retornar con 250 soldados, las mujeres y los niños, en el interior del santuario, oraban y cantaban, mientras, en el exterior, los hombres y las mujeres combatían cuerpo a cuerpo contra el ejército. A las diez de la noche el ejército controlaba el jardín, la calle Juan Álvarez y varias cuadras a la redonda pero no el atrio y el interior del Santuario. A las seis de la mañana fue negociada la rendición, fueron detenidos 390 hombres, a las mujeres se les dejo en libertad, mientras eran conducidos al cuartel Colorado, la multitud gritaba "Viva Cristo Rey" Esta región se levantó en armas bajo la dirección de don Nicho Hernández, ex soldado del ejército porfirista, Victoriano Ramírez apodado "el catorce" por sus gran habilidad como tirador y don Miguel Hernández, hombre de edad avanzada y de talento. Había sido militar en las tropas de Francisco Villa, por lo cual se lo temía. Pero él sorpresivamente se presentó en la reunión rompiendo el silencio al que nadie le dirigía la palabra: "Señores bien veo que teméis mi presencia entre vosotros: con mucho sentimiento hoy digo; ¿No creéis que puedo servirles de algo? Pues si Dios me dio licencia y fuerza para gritar ¡Viva Villa! ¿No me dará ahora para gritar Viva Cristo Rey y mi bendita madre de Guadalupe"?

En Noviembre de 1926 El gobierno, no queriendo alarmar a la prensa extranjera y dándole poca importancia al levantamiento armado, emitió un comunicado en estos términos: "Ningún problema militar afecta a la República...hay gavillas formadas en una parte por fanáticos que se han lanzado a aventuras rebeldes, instigados por determinados elementos...Por otra parte por profesionales." Sin embargo el 3 se luchaba cerca de Tepatitlán, el 5 en Zapotlanejo y Tlajomulco, el 7 en San Juan de los Lagos y otros combates en Aguas Calientes y Durango. Michoacán. En la ciudad de Sahuayo hubo otro incidente similar al de Guadalajara el General tranquilino Mendoza fusilo a unas cuantas personas, también hubo otro levantamiento de menor importancia en el estado de Hidalgo Guanajuato.

En este Estado los primeros rebeldes hicieron acto de presencia incendiando la estación de Salvatierra, en Septiembre le siguieron la Piedad, Penjamo y Santiago Boyacora (limite con el Estado de Durango). Siendo los principales protagonistas; Enrique Avila Rangel, y Luis Navarro Origel quien, antes de partir al campo de batalla de dijo a su esposa: "Nos vemos en el cielo." Nos sería difícil enumerar todos y cada uno de los levantamientos suscitados en este periodo tan solo nos resta decir que en el Estado de Jalisco hubo 14 pueblos que se levantaron en armas y Noviembre y Diciembre fueron motivo de una mayor preocupación para el Gobierno. GUERRRERO Con Adolfo Soto, Felipe Garduño, Viveros, Pino Hurtado, Antonio Vázquez, Ladislao Molina entre otros que por ser numerosos solo cito a los mas importantes. También hubo levantamientos en Puebla de los Ángeles, Durango, Oaxaca, Colima, Nayarit y otros estados mas en menor escala, pero sin tener un cordinador general que organizara de tal manera a todos estos levantamientos para que los ataques al gobierno fueran mas eficaces y demoledores.

LA CONSOLIDACION DE LA GUERRA CRISTERA (JULIO DEL 27 A JULIO DEL 28)


 
Niños cristeros de Durango

Que comprende o abarca los periodos de dos grandes personajes; el general Enrique Gorostieta y la muerte de Álvaro Obregón. El General Enrique Gorostieta, pertenecía a una familia de Monterrey, fue cadete del colegio militar en tiempos de la invasión yanqui, notable artillero. Fue nombrado general por Victoriano Huerta. Por su odio a los carrancistas, a Obregón y a Calles era el hombre especial que la liga tanto había buscado. Gorostieta entro al servicio de la liga como mercenario percibiendo 3000 pesos oro al mes y 20,000 como indemnización para su mujer. Entro no siendo católico.


Del primero de julio al 26 de febrero de 1928 paso 161 días montado y cabalgo 4,508 Km. A una media de 30 por dia, pronuncio 18 arengas, hizo 215 nombramientos, libro 17 combates en los que murieron 79 cristeros y 789 federales, organizo civil militarmente la región de los cañones en el norte de Jalisco y en el sur de Zacatecas. Todo esto logro no sin graves dificultades ocasionadas por gente mal intencionada de la liga y de la A.C.J.M. a quienes supo manejar con mano dura y reducirlos a la nada. Meses después el gobierno ante la acción organizada i disciplinada del ejército cristero se vio en serias dificultades debido también a un cierto desorden en los mandos superiores de los federales. A eso le agregamos los ya 25,000 cristeros en el campo de batalla que ya amenazaban con tomar la capital de la republica y 17,000 jóvenes mujeres nucleadas en la organización Santa Juana de Arco fundada por Anacleto González Flores.  

CONTINUA...