utfidelesinveniatur

miércoles, 31 de octubre de 2018

Rusia lista para vaporizar al Estado judío (segunda de tres partes)



Justo una semana después, el 24 de octubre, el Presidente Putin redefinió los límites de acceso norteamericano en el Hemisferio Oriental, cuando él abrió una nueva base aérea rusa en Kant, Kyrgyzstan, a sólo veinte millas al este de una base norteamericana arrendada en Manas, usada para apoyar operaciones "antiterroristas" en Afganistán. Y mientras un escuadrón de interceptores rusos, los Sukhoi 27, avión de multi-propósito volaban ensordecedoramente sobre las cabezas, desarrollando complejas acrobacia aéreas celebrando la ceremonia de apertura, los chinos subieron un escuadrón de sus propios Sukhoi 27 silenciosamente hasta la base aérea de Kashi que es el campo de aviación más cercano a su propia frontera con Kyrgyzstan. Por supuesto, el movimiento es cronometradamente coincidente y cualquiera que sugiera otra cosa será etiquetado como "teórico de conspiración" por la CNN, NBC, Fox News y muchos otros.
Apreciando que su número opuesto en Norteamérica es intelectualmente cuestionado, Vladimir Putin dijo unas pocas palabras en la ceremonia de apertura diseñadas para ser los suficientemente claras para alcanzar el lóbulo frontal del cerebro del Presidente Bush: "Construyendo un escudo aéreo en Kyrgyzstan", dijo, "deseamos fortalecer la seguridad de esta región, cuya estabilidad es un factor en significante aumento". Vladimir Putin continuó para dar énfasis que esa base aérea de Kant, era ahora, "un disuasivo para los terroristas y extremistas de TODOS los tipos". Un maestro de subestimación, Putin no mencionó que los Sukhoi 27 asignados a Kant y aterrizando en la pista, delante de él cuando hablaba, estaban todos provistos del montaje en la línea central del distintivo Sunburn. Probablemente los jets chinos en Kashi están similarmente provistos.

Los guantes estaban lanzados y con Norteamérica e Israel todavía incapaces de robar algo de petróleo de Irak porque alguien sigue volando los oleoductos, este aumento de la potencia de fuego ruso-chino cerró de repente, firmemente la puerta de un golpe, a las reservas de petróleo del Caspio, en las antiguas repúblicas soviéticas.

Por más de una década, las multinacionales del petróleo norteamericanas han estado llevando a cabo "joint ventures" en las ex repúblicas soviéticas que orillan el Mar Caspio, con el declarado intento de bombear este petróleo crudo robado través de Turquía, y de allí a los mercados occidentales. Ahora, esta ruta ha sido bloqueada permanentemente y Norteamérica no está en posición de hacer algo sobre esto, porque una gran parte del ejército convencional norteamericano está actualmente hundido profundamente en Irak, siendo blanco de ataques y eliminado diariamente.
En lo que se refiere a proteger las reservas de petróleo del Hemisferio Oriental de los cruzados Sionistas, Rusia tenía todavía una más barrera para aclarar, en la forma del judío Sionista con base en Moscú, Mikhail Khodorkovsky. Cuando el Unión Soviética se derrumbó en 1991, Khodorkovsky actuó como el principal hombre del frente Sionista, arrebatando los baratos recursos petrolíferos en subastas arregladas. En 1995 él utilizó el mismo truco nuevamente, arreglando una subasta en la que él pagó no más $200 millones por Yukos, compañía de petróleo ruso de mayor valor, valía por lo menos $14 billones.
El control de Yukos hizo a Khodorkovsky muy peligroso para la seguridad nacional rusa, porque la compañía controla casi dos tercios de las estratégicas tuberías de petróleo de Rusia, incluyendo allí a la mayoría de esas que alimentan a Europa Oriental. Rusia es ahora el segundo país productor de petróleo en el mundo, y las acciones de Khodorkovsky demuestran que él pensó en aprovecharse de esto, vendiendo 51% de Yukos a la ExxonMobil, la multinacional del petróleo más grande de Norteamérica. A su vez, esto habría puesto las reservas del crudo ruso bajo el directo control de los Sionistas, una situación que el Kremlin no estaba dispuesto a tolerar.

Mikhail Khodorkovsky fue arrestado en ruta al lejano Oriente ruso, aunque el rumor sugiere que él sabía del plan para arrestarlo y que realmente pensaba huir del país vía Vladivostok. Un portavoz de Yukos dijo que los agentes gubernamentales de seguridad abordaron impetuosamente el jet privado de Khodorkovsky a las 5 am del sábado, durante una parada de reabastecimiento en Siberia, gritando, "Armas en el suelo o disparamos." Khodorkovsky enfrenta inicialmente siete cargos, incluyendo el de fraude y evasión fiscal, con posible [consiguiente] sentencia de cárcel de hasta cuarenta años. Podría transformarse en algo mucho peor, si los fiscales agregan el cargo de traición, por minar la seguridad nacional rusa.

A pocas horas del arresto de Khodorkovsky, los medios de comunicación Sionistas estaban vueltos locos, declarando que el arresto dañaría la "confianza de los inversionistas" en Rusia, y reclamando más allá que, "sin nuevos inversionistas, Rusia entrará en grandes problemas económicos". Esto es basura, porque Rusia es ahora, el segundo productor más grande de petróleo del mundo y tiene ávidos compradores para todos sus productos del petróleo. La última cosa que necesitan o desean los rusos hoy en día, es un atado de "inversionistas Sionistas" que intenten tocar su tradicional 10% de ganancias del petróleo de Rusia.

En algo menos de una sola década, las fortunas de Rusia, han completado el círculo totalmente. Atrás en 1989, el Secretario General, Mikhail Gorbachev, vendió a Rusia y sus pueblo a los Sionistas cambio de dos tarjetas doradas de American Express con cupo ilimitado de compras gratis para su esposa en la 5ta Avenida. Durante los años que siguieron, los rusos sufrieron casi increíbles penurias, con pensiones de vejez que desaparecen con la brisa [o en un banco Sionista de Nueva York], y la hambruna fue bastante común en provincias. Los rusos no lo pasaron bien bajo el "democrático" Boris Yeltsin, pero Vladimir Putin es una materia completamente diferente. En sólo unos cortos años como Presidente de Rusia, Putin ha vuelto todo al revés, y probablemente ha puesto en la cola, la destrucción final de la influencia Sionista a nivel mundial.

Póngalo en forma simple, Norteamérica está ahora completamente quebrada. El dólar norteamericano está cayendo como una piedra y el desempleo está subiendo al techo. La mayoría de la capacidad industrial de Norteamérica se trasladó hace años a ultramar, a países "obreros baratos", y no existe ninguna manera práctica de volverlo. Durante casi doce meses el Dow Jones Índex ha sido manipulado con las computadoras, intentando desesperadamente crear una ilusión de riqueza relativa. Al principio de este año la única oportunidad que América e Israel tenían de mantenerse a flote, era robar y vender el petróleo del Caspio, de Irak y de Rusia, pero esta estrategia ahora se ha derrumbado o ha sido bloqueada por Rusia y China.

¿Hacia dónde irá Norteamérica y los norteamericanos después de esto? es una muy buena pregunta, pero tal como se podría esperar, los Sionistas tienen un plan de retirada, por lo menos para ellos. Cuando las cosas eventualmente se pongan completamente insostenibles, los Sionistas se retirarán a "Fortaleza Américas", una iniciativa top-secret diseñada para cambiar la faz de la tierra tal como la conocemos ahora. Tan sensible es esta información que cuando un grupo pequeño de científicos británicos de Marconi tropezó con algunos de los datos, durante los años ochenta, murieron muy rápidamente en asesinatos camuflados como suicidios.

Tengo la esperanza que estaré escribiendo un informe detallado, sobre "Fortaleza Américas" durante el próximo mes, aunque este informe particular puede tener que ser restringido a un "correo interno" pagado, en un esfuerzo para mejorar los limitados fondos para mi trabajo. Actualmente, los costos de la investigación están excediendo mi ingreso disponible, derivado casi completamente de una pensión de invalidez muy pequeña que firmemente disminuye comprando cada semana. Si mis asuntos financieros mejoran inexplicablemente durante las próximas semanas, les aseguró que yo anunciaré el informe "Fortaleza Américas" abiertamente en este sitio para el libre acceso. 
Vladimir Putin martilla el clavo final en el ataúd de Israel (segunda de tres)
"Los revolucionarios no gastaron todo su tiempo en escuchar los gritos lastimosos de los agonizantes verdugos de la Savak, enviaron equipos de trabajo a los terminales petroleros para cerrar permanentemente y para siempre, las válvulas que le proporcionaban el petróleo gratis a Israel. La reacción en Tel Aviv fue tardía, no diferente a una muchedumbre de toxicómanos que se despiertan lentamente de un trance inducido por opiáceos".

Cando Mikhail Khodorkovsky fue arrestado en Rusia y sus pertenencias petroleras en Yukos fueron confiscadas, el proceso representaba mucho más que una simple vuelta de mano contra el sionista Judío más poderoso de Moscú. De un sólo golpe, el Presidente Vladimir Putin aseguró la futura seguridad nacional rusa, consolidó varias repúblicas de la ex Unión Soviética y lo más importante de todo, bloqueó eternamente los esfuerzos de Israel para usar el petróleo gratis de Yukos para mover su maquinaria de guerra en todo el Medio Oriente.
Solo unas horas después del arresto de Khodorkovsky en Siberia, los principales lugartenientes de Yukos huyeron de Rusia hacia Israel, gimoteando en Tel Aviv sobre "el expedito derecho a la ciudadanía israelita" y ofreciéndoles a los funcionarios del Estado Judío cantidades ilimitadas de petróleo ruso si se les garantizaba un rápido santuario. En su desesperación por salvarse ellos mismos, los lugartenientes de Yukos alzaron accidentalmente el velo de una gran red secreta de tuberías israelitas.
Edmond Rothschild
En parte apoyada por el Barón Edmond Rothschild en los años cincuenta y sesenta, la tubería fue diseñada y construida inicialmente para importar enormes cantidades de petróleo gratis desde Irán, cortesía del títere sionista, Reza Sha. Oficialmente claro, la tubería principal que corre de Eilat a Ashkelon fue diseñada para permitir que el petróleo crudo Iraní evitara el Canal de Suez para la venta del petróleo en los mercados europeos del mediterráneo y otros, pero ésta fue sólo una tapa cosmética. La mayoría del petróleo exportado a Eilat, nunca salió de Israel nuevamente, sino que encontró camino a la más grande refinería dentro del Estado judío mismo. Retornaremos más adelante, en este informe, a los intrigantes y engañosos primeros años.
Después de la Revolución Iraní en 1979, el petróleo gratis acabó abruptamente y la tubería quedó botada y vacía por más de veinte años. Pero ahora, el principal lugarteniente de Yukos, Leonid Nevzlin, estaba ofreciendo eficazmente de nuevo el mismo trato al Estado judío, esta vez con petróleo crudo ruso gratis, pasado de contrabando por Yukos y "bombado atrás" en la dirección de Ashkelon a Eilat, con la cobertura de "permitir el acceso más fácil de Rusia a los mercados asiáticos".
Ariel Sharon
La tentación era grande y sin detenerse para pensarlo, un portavoz del Primer Ministro Ariel Sharon declaró rápidamente que Israel y Rusia tenían un interés común en explotar la tubería de Eilat-Ashkelon. "Nosotros queremos ganar dinero de esto (a través de las cuotas por tránsito) y los rusos quieren enviar el petróleo a través de él", dijo Raanan Gissin, el portavoz, olvidándose momentáneamente que los únicos "rusos" que sugerían el plan, eran judíos sionistas que habían huido de Moscú hacia Tel Aviv.

Atrás, en el Kremlin, aquéllos de que realmente controlaban el flujo de petróleo del Caspio y de Rusia, miraban la broma con austero entretenimiento. El Estado judío estaba ahora verdaderamente desesperado, y agarrándose de ramitas que ya no existían. Los rusos [y chinos] sabe muy bien que sin el petróleo, los obscenos artefactos de guerra de Israel podrían eventualmente detenerse en forma súbita, haciendo al Estado judío más vulnerable que en cualquier otro momento en su existencia.
Habiendo ya detenido los planes de los iraelitas y los norteamericanos de un ataque nuclear preventivo desplegando el muy temido SS-N-22 Sunburn en Siria, Irán y China, el Kremlin decidió encender la mecha militar la misma semana de la debacle de Yukos, filtrando discretamente una exhibición del informe que el devastador Sunburn sería reemplazado progresivamente en el 2004 por el SS-N-25 "Ónix" aún más devastador. Aunque a primera vista podría parecer imposible para los rusos mejorar el imparable Sunburn, ellos lo han conseguido, asegurando así, la supremacía rusa y china absoluta en el Hemisferio Oriental durante por lo menos las próximas dos décadas.
Aunque el Sunburn puede volar 150 kilómetros a Mach 2.1 [1,520 mph] a una altitud media de 60 pies, el Ónix sobrepasa esta perfomance. Usando los mismos tubos de lanzamiento como el Sunburn, el Ónix alcanza más de 200 kilómetros a Mach 2.9 [2,100 mph], volando más cerca de la tierra, a una altitud media de sólo 45 pies. El Onix es 100% del tipo "Dispara y olvida", significando así que una vez fuera del tubo de lanzamiento, la dirección del vuelo es completamente automática y usted puede olvidarse de las 93,000 toneladas del condenado portador de aviones que se encuentra dócilmente en el rango, sólo a minutos de convertirse en calor y luz no peligrosos para el medio ambiente.
Aunque el despliegue de SS-N-25 podría parecer como un exceso gigante, esto está lejos de ser el caso, porque el Ónix difiere del Sunburn de una forma absolutamente crucial. Es tan grande la energía cinética en el punto de impacto en el blanco, que el Ónix puede hundir un portaviones norteamericano usando sólo una ojiva penetrante convencional. Aquellos científicos que podrían dudar de esto, deben calcular la energía de impacto de 5,500 libras de proyectil que golpea a un portador a una velocidad final de 2,460 pies por segundo. El Onix significa que Rusia o China pueden hundir a los portaviones norteamericanos a voluntad, sin tener que incurrir en una escalada de guerra nuclear, lo cual le da a ambos países una maciza ventaja estratégica.
Volviendo al Medio Oriente y en particular a Israel, estamos obligados ahora a hacer otro viaje en la senda de la memoria, porque para poder predecir el futuro, necesitamos primero entender el pasado. No es ningún gran secreto que el Barón Rothschild tuvo mucho que ver con la formación del Estado judío en 1948 y no es ningún secreto que los árabes fueron ultrajados e inmediatamente impusieron un boicot de petróleo. Lo que ha sido sin embargo casi olvidado, es que los países árabes no estaban solos en su determinación de barrenar el Estado judío. Este pequeño pedazo de historia es muy importante, porque ciertos aspectos de él pueden ser relacionados directamente en los eventos contemporáneos.
En abril de 1948 los británicos cortaron los suministros de petróleo de Irak a Haifa y luego, Shell y la Compañía de petróleo Anglo-iraní [más tarde BP] cerraron la refinería de Haifa. A pesar de estar eventualmente obligada a "reconocer" diplomáticamente al Estado judío el 29 de enero de 1949, Gran Bretaña mantuvo la guerra económica encubierta concertada con otros. Los suministros de petróleo fueron erráticos e inciertos y cuando en 1958, dos años después de que Rusia bloqueó el petróleo que exportaba a Israel, Esso, Shell y Socony Vacuum decidieron tirar el tapón y abandonar al Estado judío totalmente. Así, sólo diez años después que los judíos Sionistas invadieron ilegalmente Palestina y declararon su "derecho entregado por Dios" para violar y saquear la nación entera, los suministros de petróleo estaban completamente cortados, aunque no por mucho tiempo.
Los Sionistas contactaron inmediatamente al Sha de Irán. Mahoma Reza Pahlavi era un hombre con obscenos y extravagantes gustos y un amor temerario por la vida en la senda rápida. Su estilo autocrático de gobierno fue también muy admirado por los miembros de alto nivel del Estado judío. Si cualquiera de los campesinos del Shah saliera del control o incluso se atreviera a pedir comida, llamaba simplemente a la terrible policía secreta, Savak, que rápidamente solucionaba el problema.
¡Aquí estaba el hombre con quien los judíos Sionistas podrían realmente trabajar! A cambio de proporcionarle cualquier lujo que el deseara comer de Occidente, desde caviar a niños de un coro, Reza el Shah, proporcionaría el suficiente petróleo para mover la maquinaria de guerra israelita. Claramente existía la necesidad de una red de grandes tuberías para conectar los puertos de Eilat y Ashkelon con las refinerías en Ashod y Haifa que también servirían como la "encubrimiento" para el petróleo gratis proporcionado por Irán a Israel. Un pequeño porcentaje del crudo iraní se vendería a naciones europeas, creando así la ilusión de una legítima "tubería de transferencia comercial" a través de Israel.
Incluso en este punto, sólo a mitad de camino de la corta historia del petróleo del Estado judío, los problemas del Medio Oriente han sido llevados al foco central. Los Sionistas son invasores agresivos que desean tomar control de la totalidad de los yacimientos petrolíferos del Medio Oriente, pero para llegar a esos yacimientos petrolíferos, ellos deben acceder primero a grandes cantidades de petróleo para mover su maquinaria de guerra. Es Captura 22. Oponiéndose al Estado judío están Shell, BP, Esso, La Compañía de petróleo Iraquí y un surtido grupo de corporaciones del petróleo más pequeñas no preparadas para rendir sus recursos del petróleo del Medio Oriente a un manojo de banqueros Sionistas en Nueva York.
Durante 1957 se formó una compañía de oleoductos internacional, formada y encabezada por el Barón Edmond Rothschild, porque incluso con el aceite gratis de Irán, disponer de por lo menos una tubería de 42" de Eilat a Ashkelon iba a costar una inmensa cantidad de dinero. Otros inversionistas aportaron, pero los contribuyentes no conscientes más grandes, fueron los contribuyentes norteamericanos. Los lobistas Sionistas en Washington pasaron el plato por doquier y como de costumbre salieron con un inmenso taco de dinero en efectivo y gratis. Sin decir que el petróleo gratis y una tubería gratis eran la solución ideal, para los Sionistas, de un problema potencialmente molesto.

Con literalmente todo gratis, entrando a través de los puertos y oleoductos, los judíos Sionistas hicieron una cosa increíble, bueno, increíble si tenemos en cuenta que se suponía que estaban conquistando el resto del Medio Oriente. Los israelitas empezaron a festejar noche tras noche, semana tras semana. Con millones de obreros que trabajaban y sudaban en horas extraordinarias en Norteamérica para donar generosamente el 5% de su paga a Israel, la vida era absolutamente demasiado buena para perder el tiempo invadiendo países como Irak y Siria. La mayoría de los israelitas descansaban cerca de las playas, riéndose socarronamente de los incautos Gentiles en Detroit y en otras partes, pero entonces el sueño acabó de repente.