utfidelesinveniatur

jueves, 7 de diciembre de 2017

FORTALECIMIENTO DEL EJÉRCITO CHINO




Con la mira puesta en la materialización del sueño chino y el sueño del fortalecimiento del Ejército, hemos elaborado directrices estratégicas militares de cara a las nuevas circunstancias y hemos impulsado con todas nuestras fuerzas la modernización de la defensa nacional y del Ejército. La celebración de la Conferencia de Gutian sobre el Trabajo Político de las Fuerzas Armadas restableció y desarrolló la gloriosa tradición y el excelente estilo de nuestro Partido y nuestro Ejército, y sometió el ecosistema político del Ejército Popular a un eficaz saneamiento. La reforma de la defensa nacional y del Ejército ha logrado un avance rompedor histórico, lo que no solo ha posibilitado la formación de una nueva configuración en la que la Comisión Militar se encarga de la dirección centralizada y unificada, los comandos de los teatros de operaciones son responsables de los combates y las ramas militares se ocupan de la construcción de las unidades, sino que también ha permitido materializar una replasmación revolucionaria de la estructuración orgánica y del sistema de fuerzas del Ejército Popular. El adiestramiento y los preparativos militares se han intensificado; se han cumplido eficazmente la defensa de los derechos marítimos, la lucha antiterrorista y el mantenimiento de la estabilidad, el atajamiento de peligros y el auxilio a damnificados, las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, la escolta de buques mercantes en el golfo de Adén, el rescate y la ayuda humanitarios, así como otras tareas importantes; y se ha acelerado el desarrollo de armamento y se han logrado significativos avances en los preparativos para la lucha militar. El Ejército Popular ha dado firmes pasos en el camino característicamente chino de su propio fortalecimiento.


Nuevos avances en el trabajo relativo a Hong Kong, Macao y Taiwan.
Se ha aplicado integral y acertadamente la directriz de "un país con dos sistemas"; la autoridad central ha mantenido firmemente en su mano el poder administrativo general sobre Hong Kong y Macao, competencia esta conferida por la Constitución y las leyes fundamentales; y los intercambios y la cooperación entre el interior del país y Hong Kong y Macao se han profundizado, con lo que se han mantenido la prosperidad y la estabilidad de estas regiones administrativas especiales. Perseverando en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, se ha propulsado el desarrollo pacífico de las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, se han fortalecido los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre ambas, y se ha hecho realidad el histórico encuentro de los dirigentes de una y otra. Hemos respondido de forma adecuada a los cambios operados en la situación de Taiwan, y hemos combatido y frenado resueltamente a las fuerzas secesionistas que persiguen la "independencia de Taiwan", salvaguardando así enérgicamente la paz y la estabilidad en el estrecho.

Despliegue en profundidad de la disposición diplomática omnidireccional.
Se ha promovido integralmente la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas y se ha configurado una disposición diplomática omnidireccional, de múltiples niveles y multidimensional, lo que ha creado condiciones externas favorables para el desarrollo de nuestro país. Hemos puesto en práctica la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta, auspiciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, creamos el Fondo de la Ruta de la Seda y patrocinamos el primer Foro de la Franja y la Ruta sobre Cooperación Internacional, la Reunión Informal de Dirigentes de los Países y Regiones Miembros de la APEC, la Cumbre del G20 en Hangzhou, el Encuentro de Xiamen de los Líderes del BRICS y la Cumbre de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Construir la Confianza en Asia. Hemos propuesto estructurar una comunidad de destino de la humanidad y hemos impulsado el cambio del sistema de la gobernanza global. Nuestro país ha incrementado aún más su capacidad internacional de influir, inspirar y moldear, haciendo con ello nuevas e importantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales.
Éxitos destacados en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido.
Hemos fortalecido la dirección y la construcción del Partido en todos los sentidos, y hemos rectificado resueltamente la lenidad, la flojedad y la debilidad en su administración y disciplinamiento. Hemos impulsado a todo el Partido a honrar sus Estatutos y a acrecentar su conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento [en adelante, las "cuatro conciencias"]; hemos defendido decididamente la autoridad del Comité Central del Partido y su dirección centralizada y unificada; hemos mantenido una severa disciplina y reglamentación política en el Partido; y, de instancia en instancia, hemos hecho efectiva la asunción de responsabilidades políticas por su administración y disciplinamiento. Persistiendo en la exigencia de mirarnos al espejo, arreglarnos el sombrero y el atuendo, y bañarnos y curarnos las enfermedades, hemos desarrollado tanto las actividades de educación y de práctica referentes a la línea de masas del Partido como la educación temática sobre las "tres estricteces y tres solideces" [estrictez en el cultivo de la moral, en el ejercicio del poder y en el autodisciplinamiento, y solidez en el planeamiento, en el emprendimiento y en el comportamiento], y hemos propulsado la educación sobre los "dos estudios y un comportamiento" para que devenga una práctica habitual e institucionalizada, como resultado de todo ello, los ideales y las convicciones de todo el Partido son más firmes y su espíritu, más fuerte. Gracias a la implementación de los criterios sobre los buenos cuadros en el nuevo periodo, la situación y las prácticas habituales de selección y empleo de personal han mejorado visiblemente. Al tiempo que la reforma del sistema de la construcción del Partido avanzaba en profundidad, se perfeccionó de continuo el sistema institucional de los decretos intrapartidarios. Situando la disciplina en primer lugar, hemos puesto el acento en resolver los problemas destacados que suscitan las quejas más vehementes entre las masas populares y representan la mayor amenaza para los cimientos sobre los que el Partido asienta su gobernación. El Comité Central ha publicado ocho reglamentos con los cuales ha rectificado implacablemente el formalismo, el burocratismo, el hedonismo y la proclividad al derroche y a la suntuosidad [en adelante, los "cuatro hábitos malsanos"], y ha combatido con resolución los privilegios. En las inspecciones itinerantes se ha puesto de relieve su papel de afilada espada, permitiendo a los comités partidarios de los niveles central y provincial realizar la cobertura total de sus inspecciones. Perseverando en que en la lucha contra la corrupción no haya zonas vedadas, sino una cobertura total y una tolerancia cero, hemos actuado con toda firmeza para "cazar tigres", "aplastar moscas" y "capturar zorros", lo que nos ha ayudado a alcanzar de manera preliminar el objetivo de que nadie ose corromperse, a hacer cada vez más segura la jaula institucional para que nadie pueda corromperse y a levantar un dique para que nadie intente corromperse, como resultado de ello, se ha conformado, consolidado y desarrollado la tendencia arrolladora en la lucha contra la corrupción.
Los logros obtenidos en los últimos cinco años han sido omnidireccionales y de carácter emprendedor, y los cambios operados en ese tiempo han sido profundos y esenciales. En estos cinco años, nuestro Partido, armado de un coraje político enorme y movido por un vehemente sentido de la responsabilidad, ha presentado una serie de nuevas concepciones, nuevos pensamientos y nuevas estrategias, ha puesto en escena una serie de importantes directrices y políticas, ha publicado una serie de importantes medidas y ha promovido una serie de importantes trabajos, lo que nos ha permitido tanto resolver numerosos problemas difíciles que llevábamos tiempo sin poder solucionar pese a nuestro deseo de hacerlo como llevar a cabo muchas grandes empresas que antes no pudimos realizar aunque deseábamos realizarlas, promoviendo así la consumación de cambios históricos en la causa del Partido y el Estado. Tales cambios tienen una influencia importante y a largo plazo en el desarrollo de esta causa.
En los últimos cinco años, hemos encarado con valor la prueba de los grandes riesgos a los que se enfrenta el Partido y los problemas relevantes existentes en su seno, y, provistos de una férrea voluntad y admirables cualidades, hemos rectificado el modo de actuar y conferido rigurosidad a la disciplina, y hemos combatido la corrupción y castigado las fechorías, eliminando así los graves peligros latentes en el seno del Partido y del Estado, a consecuencia de lo cual la atmósfera de la vida política interna del Partido se ha renovado, el ecosistema político intrapartidario ha mejorado visiblemente, la fuerza creativa, cohesiva y combativa del Partido se ha acrecentado notablemente, su cohesión y unidad se han consolidado en mayor medida, sus relaciones con las masas han mejorado de manera evidente, y, a través del temple revolucionario, el Partido ha ganado en firmeza y fortaleza, y ahora irradia una nueva y potente vitalidad y fuerza, todo lo cual proporciona una firme garantía política al desarrollo de la causa del Partido y el Estado.
Por otra parte, debemos ser conscientes de que nuestra labor todavía adolece de muchas deficiencias y de que nos enfrentamos con no pocos desafíos y dificultades. Los principales son estos: aún no se han solucionado algunos problemas destacados relativos al desequilibrio e insuficiencia del desarrollo; su calidad y rendimiento siguen sin ser altos, la capacidad de innovación no es lo suficientemente fuerte, el nivel de la economía real está por elevarse y la protección del entorno ecológico constituye una ardua tarea y un largo camino; en cuanto a las condiciones de vida del pueblo, persisten múltiples puntos débiles, el acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza es una dura tarea, la disparidad en el desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las regiones, así como en la distribución de los ingresos de los habitantes siguen siendo considerablemente grande, y las masas se enfrentan con una cantidad nada desdeñable de dificultades en ámbitos como el empleo, la educación, la asistencia médica, la vivienda, los servicios a la vejez, etc.; el nivel de la civilización social todavía no se ha elevado; las contradicciones y problemas sociales se entrelazan y solapan, la tarea de gobernar integralmente el país según la ley sigue siendo trabajosa y los sistemas y la capacidad para gobernar el país continúan esperando su fortalecimiento; la lucha en el campo ideológico sigue siendo compleja y la seguridad nacional se halla ante nuevas circunstancias; es necesario implementar en mayor medida algunas disposiciones de la reforma y algunas políticas y medidas importantes; y en cuanto a la construcción del Partido, subsisten no pocos eslabones débiles. Para solventar todos estos problemas, debemos redoblar nuestros esfuerzos.
Los logros obtenidos en estos últimos cinco años son resultado de la firme dirección del Comité Central del Partido y, lo que es más, de la lucha común de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país. En nombre del Comité Central del Partido Comunista de China, ¡extiendo mi sincero agradecimiento al pueblo de todas las etnias del país; a los partidos democráticos, las organizaciones populares y las personalidades patriotas de los diversos círculos sociales; a los compatriotas de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, los compatriotas de Taiwan y las masas de compatriotas residentes en el extranjero; y a los amigos de distintas naciones que se interesan por la modernización de China y le prestan su apoyo!
Camaradas: al iniciarse la reforma y la apertura, nuestro Partido hizo el gran llamamiento de seguir nuestro propio camino y construir un socialismo con peculiaridades chinas. En consecuencia, nuestro Partido ha unido y conducido al pueblo de las diversas etnias del país en el emprendimiento de una lucha incansable, lo que no solo ha llevado al poderío económico, científico y tecnológico de nuestro país, a su defensa nacional y a su fortaleza nacional integral a figurar en las primeras filas del mundo y ha promovido una elevación sin precedentes de su estatus internacional, sino que también ha posibilitado cambios sin precedentes en la fisonomía del Partido, el Estado, el pueblo, las Fuerzas Armadas y la nación china, lográndose que esta se yerga con un flamante porte en el Oriente del mundo.
Tras un largo tiempo de esfuerzos, el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, lo que comporta una nueva posición histórica del desarrollo de nuestro país.
La entrada del socialismo con peculiaridades chinas en una nueva época significa que la nación china, sometida mucho tiempo en la época moderna a multitud de penalidades, ha realizado un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza, y ha dado la bienvenida al advenimiento de brillantes perspectivas para su gran revitalización; significa que en la China del siglo XXI el socialismo científico rebosa de una potente vitalidad y vigor, manteniéndose en alto en el mundo la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; y significa que el camino, la teoría, el sistema y la cultura del socialismo con peculiaridades chinas se han desarrollado ininterrumpidamente, lo que ha ensanchado el camino por el que los países en vías de desarrollo avanzan hacia la modernización, ha ofrecido una opción enteramente nueva a los países y naciones del mundo que desean tanto acelerar su desarrollo como mantener su propia independencia, y ha contribuido con la sabiduría china y el plan chino a la resolución de los problemas de la humanidad.