utfidelesinveniatur

martes, 9 de mayo de 2017

“¿Pude la Santa Iglesia Católica excomulgar a un Papa por su negligencia en combatir la herejía?”



No hace mucho subimos en este blog el estudio titulado “MONSEÑOR MARCEL LEFEBVRE Y LA SEDE ROMANA” en el cual se expuso ampliamente las razones de orden teológico, doctrinal (Magisterio de la Iglesia) y canónicamente como no se puede partir de una duda positiva para declarar la sede de San Pedro vacante, quienes de esta manera obran deben tener en cuenta estas palabras: “Tenemos la impresión de que muchos de los que son arrastrados por esta opinión adhieren a ella de un modo imprudente, como una manera particular de expresar el sentimiento común de oposición a la corriente modernista que impera en Roma, pero sin fundamentos suficientes, sobre la base de conclusiones no debidamente justificadas en bases teológicas sólidas. Para algunos espíritus la idea es atractiva, sugerente, parece solucionarles muchas cosas. Para otros un punto en el que atrincherarse ante una visión casi desesperanzada de la tremenda realidad de la Iglesia de hoy. Para la mayoría de los fieles, en cambio, algo imposible de desentrañar cuando no ajeno a sus preocupaciones. Sin embargo, más allá de estos matices, el problema está planteado y puede ser fuente de una legítima inquietud espiritual e intelectual”
Ahora, después de todo lo anterior volvamos a la pregunta de este nuevo estudio: “¿Pude la Santa Iglesia Católica excomulgar a un Papa por su negligencia en combatir la herejía?” La respuesta es Si puede y expondremos el caso del Papa Honorio I, he aquí la exposición:

CAPITULO PRIMERO.
GRANDES MERITOS y CUALIDADES DEL PAPA HONORIO 1.

Vamos a referimos al serio conflicto ocurrido en los tiempos del Papa Honorio 1, siendo de capital importancia el que todos los católicos, clérigos y laicos, tengan conocimiento de los medios que ha utilizado en esos casos excepcionales y extremes Cristo Nuestro Señor, para salvar a su Iglesia en las peores crisis, incluso cuando todo parecía ya humanamente perdido. (Como si fuera escrito para nuestros tiempos donde el escenario es verdaderamente catastrófico, humanamente hablando no se puede hacer nada. El MODERNISMO lo ha ocupado todo, esperamos un milagro) Esto fortalecerá la fe de nuestros lectores y les mostrará cuales han sido en crisis tan graves como la actual, (Pronto cumpliré 60 años y solo he visto ruina espiritual de dimensiones jamás imaginadas, desaliento en los pocos que, por gracia de Dios entendemos el gravísimo problema religioso y espantados e impotentes asistimos a una demolición de la Iglesia fundada Por Nuestro Señor Jesucristo)  solo queda confiar plenamente en la promesa divina hecha a San Pedro y que es nuestro consuelo: “Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” para creer en ellas ante este terrible panorama nos es necesaria la FE firme en Nuestro Señor y una paciencia sobrenatural para esperar el cumplimiento total por parte de la omnipotencia divina para doblar esta balanza a su favor, en lo personal creo firmemente en esa promesa divina.
El Papa Honorio I fue electo por el clero y el pueblo de la ciudad de Roma, el 27 de octubre del año 625, pues como es sabido en la elección de Papa ha habido en la Iglesia a través de su historia, distintos sistemas de elección, todos los cuales han sido legítimos.
El demonio, en su lucha constante contra la Iglesia de Cristo, se ha valido de muchos medios tanto humanos como preternaturales, pero desde su guerra contra Dios se ha valido de aquel pueblo que una vez fue su elegido Israel, y en la cruz renegó de Dios y pidió su sangre contra él, según lo narra San Mateo: “Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos” Y este pueblo ha sido su instrumento a quien también el Salvador llamo la  sido la Sinagoga de Satanás, como llamó el propio Jesucristo al JUDAISMO; este pueblo ha usado en diversas ocasiones, medios diversos para combatirla, la persecución, las herejías como la que vamos a estudiar, y la infiltración primero en los gobiernos del orbe y luego dentro de la Iglesia, así lo dije el Cardenal Newman:  “Doy gracias a Dios que vivo en un tiempo en que el enemigo está fuera de la Iglesia, y yo sé donde esta, y lo que él está haciendo. Pero preveo el día en que el enemigo va a estar a la vez dentro y fuera  de la Iglesia y rezo por los pobres fieles que estarán atrapados en este combate” sobre todo en épocas como la que estamos refiriendo, en que los judíos habían sido completamente vencidos en sus luchas contra la Santa Iglesia y maniatados en forma que no pudieran hacer gran daño a la misma y a los pueblos cristianos Su Santidad el Papa Honorio I fue tan hábil político como Pablo VI y fue también magnífico administrador de los asuntos de la Iglesia, desplegó gran celo en la conversión de los habitantes de las Islas Británicas continuando la obra de San Agustín, liquidó el cisma provocado por el Patriarca Fortunato, que siguió los pasos del surgido en tiempos del Papa Virgilio, deponiendo de su alto cargo al mencionado Jerarca cismático, y como lo han hecho la mayoría de los Papas, combatió las conspiraciones de los Israelitas contra la Iglesia de Cristo, con toda energía, dirigiendo una carta al Concilio VI de Toledo, muy elocuente a este respecto, y siéndolo también su epitafio que contenía las siguientes frases:
Judaicae gentis sub te est perfidia victa
Sic unum Domini reddis ovile unum. Logico esperaban una revancha para vengarse de este Papa que les era contrario a sus designios. So pretexto de la famosa unidad cristiana, como la que se esgrimió en el Concilio Vaticano II, aprovecharon la cuyuntura para introducir una “nueva herejía”.

CAPITULO SEGUNDO.
LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, DESEADA POR CRISTO
Y POR SU SANTA IGLESIA.

Fue el noble fin de la unidad de los cristianos, el que en esta ocasión dio origen a una crisis de gravísimas proporciones. La herejía de los "Monofisitas", que afirmaba que siendo Cristo Nuestro Señor una sola persona, tenía también una sola naturaleza negando su naturaleza divina, había sido ya condenada por la Santa Iglesia y vencida en la Cristiandad, quedando solamente algunos núcleos heréticos minoritarios, aunque de cierta fuerza, dirigidos por Obispos aferrados a la herejía diabólica y perversa.
Esta lamentable situación hizo ver a todos la necesidad de hacer un esfuerzo supremo en favor de la unidad de los cristianos y de la Santa Iglesia, UNIDAD DESEADA (PROVOCADA POR LOS ENEMIGOS) POR EL MISMO CRISTO Y POR TODOS LOS QUE SOMOS FIELES A SU DOCTRINA, DICHA UNIDAD ERA EN ESOS TRAGICOS MOMENTOS DE MAYOR URGENCIA EN VISTA DE QUE LA CRISTIANDAD SE HALLABA EN PELIGRO ANTE LA INVASION DEL IMPERIO ROMANO DE ORIENTE por los Persas, dualistas y paganos, que iban conquistando una tras otra las provincias de éste en África, contando con la complicidad de los judíos habitantes de ellas, como lo hicieron con España en su momento, que secundaban las matanzas de cristianos realizadas por los Persas, y la destrucción de Iglesias y Monasterios, en que los israelitas ponían fanático empeño. (Como me recuerda esta misma actitud en Irak, Libia y siria en donde los objetivos de loas hordas terroristas al mando de este Israel se ocupan en destruir el poco cristianismo que queda en esos países)
Esto demostró una vez más que todas las medidas que puedan tomarse para maniatar a los judíos, e impedir que hagan daño a los pueblos en cuyo territorio habitan, quedan sin resultado práctico al  surgir un conflicto con una nación extranjera, ya que sirviéndole a ésta los Israelitas de espías y saboteadores, pueden provocar el derrumbe del pueblo bondadoso e ingenuo, que toleró la existencia en su territorio de LA QUINTA COLUMNA de un pueblo extraño e inasimilable. No olvidemos los acontecimientos de Irak con la llamada “tormenta del desierto” ni de la famosa “primavera árabe” que termino no solo con el progreso de Irak sino también con su infraestructura y sobre todo la cantidad de muertos que, en su mayoría pertenecían a las elites superiores provocando la estampida de cerebros salidos de las buenos centros de estudios iraquíes y la cantidad de cristianos católicos que murieron en esos momentos.


P. D. Las frases resaltadas en azul son de quien sube el presente estudio (R. P. Arturo Vargas) y no dl sitio y las resaltadas en rojo son las frases que revisten cierta importancia y deberíamos meditarlas