utfidelesinveniatur

Este blog se abrió con el fin de informar sobre varios aspectos de los temas tanto católicos, teológicos entre otros temas. El blog no es responsable de los artículos o opiniones de los autores de los artículos. Solo ellos son responsables de lo que escriben. Este blog autoriza a todos los que lo lean a reproducir total o parcialmente estos artículos solo deben informar al blog de ello. Este blog es Católico e si siñe a las enseñanzas católicas de la Iglesia de siempre y se apoya en ET NOS CREDIDIMUS CARITATI.

jueves, 9 de febrero de 2017

ESCRITOS SUELTOS DEL LIC. ANACLETO GONZALES FLORES

NUESTRAS RESERVAS


Las energías de que podemos disponer los católicos son múltiples y poderosas. Porque si bien es cierto que la persecución nos ha estado y nos está diezmando, sin embargo, el número de católicos es bastante respetable, puesto que formamos una masa inmensa que constituye la mayoría del país. Cierto es que esto no quiere decir que cada católico sea una fuente unidad, una conciencia poderosa de atleta y de mártir, pero de todos modos somos un número verdaderamente respetable. Y si hasta ahora poco nos ha servido nuestro número, es porque o hemos sabido aprovechar nuestras energías, ni mucho menos nuestro número. Nos ha perjudicado, sobre todo, el querer que cada uno trabaje en la forma y con la misma intensidad que los demás. Y esto es un error. No solamente esto, sino que además es una causa de desastres. “Unidad no es lo mismo que uniformidad”, decía hacer muy poco tiempo en elocuente discurso el célebre General Castelneau. Y nosotros, mucho nos empeñamos en que cada uno de los demás, no solamente se unifique con nosotros, sino que obre uniformemente. Y esto nos ha restado y nos resta energías. Por esto es necesario que muy lejos de empeñarnos en violentar, en falsear la realidad, procuremos aprovechar las fuerzas de todos en la medida de loo posible y de las circunstancias. A unos habrá que pedirles solamente ayuda económica; a otros actos personales; a otros su pluma y su palabra; a otros que nomás compren el periódico; a otros que lo vendan. Ya llegará un momento en que, después de un trabajo fuerte, profundo de formación de conciencias, todos los espíritus estén prontos a dar más de lo que ahora dan y entonces los menos dispuestos a sacrificarse querrán aumentar su contingente de energía. Y de este modo habremos logrado que todos se aproximen al instante en que tengamos suficientes mártires que ganen con su sangre la libertad de las conciencias y de las almas en nuestro país.

HACER, HACER Y HACER

Hasta ahora todos o casi todos los católicos no hemos hecho otra cosa que pedirle a Dios que El haga, que El obre, que El realice, que solamente El haga algo o todo por la suerte de la Iglesia en nuestra Patria. Y por esto todos o casi todos los católicos no hemos hecho otra cosa, en nuestra Patria, que reza, sumergirnos en éxtasis, quedarnos dentro de nuestras iglesias de rodillas en espera de que Dios solamente lo haga todo. Y Su Santidad Pío XI ha venido a decirnos clara y terminantemente que hemos estado en un gravísimo error, al esperarlo todo exclusivamente de la acción de Dios y al abstenernos de hacer algo por la victoria de la causa de Dios y de su Iglesia. Por esto en su Carta Apostólica ha dicho que se necesita la acción católica y, por tanto, la acción de todos los católicos. Una acción, es cierto, que cuenta con Dios como fuente y autor fundamental de todo bien; pero una acción que, aparte de contar con Dios, consista en que cada católico, además de rezas, además de orar, además de practicar las ceremonias esenciales del culto, desarrolle esfuerzos enérgicos, organizados y constantes para restablecer el orden cristiano en los espíritus y en las conciencias. Ha llegado el momento de hacer algo, de hacer, es preciso hacerlo entender. No solamente de que Dios haga, sino de que cada católico haga algo por la victoria de la causa de Dios. Por esto en estos momentos angustiosos de prueba y en los instante en que desaparezca la prueba, en todo momento la divisa de todo católico debe ser esta: