utfidelesinveniatur

viernes, 7 de octubre de 2016

EL TERCER SECRETO AL DESCUBIERTO

"La pérdida de la fe de un continente es peor que el aniquilamiento de una nación; y es verdad que la fe disminuye continuamente en Europa Durante diez años..."

EL TERCER SECRETO AL DESCUBIERTO
(CONTINUACION)


Un castigo espiritual

Se trata sin duda principalmente de un castigo espiritual, mucho peor aún, más temible que el hambre, las guerras y las persecuciones, pues concierne a las almas, su salvación o su perdición eterna. El P. Alonso, nombrado en 1966 experto oficial de Fátima por Mons. Venancio, lo ha demostrado en uno de los tomos de su gran obra crítica, en catorce volúmenes, que degraciadamente se le ha prohibido publicar! Pero él ha podido después de todo, antes de su muerte el 12 de diciembre de 1981, hacernos conocer sus conclusiones en diversos folletos y numerosos artículos en revistas teológicas. Mis pesquisas personales solamente me han permitido clarificar, completar, y precisar su tesis, que nuevos documentos han venido a confirmar.

He aquí el más importante: ello de septiembre de 1984, Monseñor Cosme do Amaral, el actual obispo de Leiría-Fátima, declaraba en el aula magna de la Universidad Técnica de Viena, durante el curso de un período de preguntas y respuestas: "El Secreto de Fátima no habla ni de bombas atómicas, ni de cabezas nucleares, ni de misiles SS-20. Su contenido, insiste, no concierne más que a nuestra Fe. Identificar el Secreto con anuncios catastróficos o con un holocausto nuclear, es deformar el sentido del mensaje. La pérdida de la fe de un continente es peor que el aniquilamiento de una nación; y es verdad que la fe disminuye continuamente en Europa Durante diez años, el obispo de Fátima ha guardado un silencio absoluto sobre el contenido del tercer Secreto. Cuando abre la boca para hacer una declaración pública tan firme, se puede estar moralmente seguro que no ha hablado así sin antes haber consultado a Sor Lucía. Tanto más cuando en 1981, él ya había desmentido los falsos secretos, diciendo que había interrogado a la vidente a este respecto. Es decir, que la tesis del Padre Alonso es ahora públicamente confirmada por el obispo de Fátima; es una terrible crisis de la Iglesia, es la pérdida de la fe que la Virgen Inmaculada ha anunciado precisamente para nuestra época, si sus peticiones no eran cumplidas suficientemente 13. Y éste es el drama al cual asistimos desde 1960... Lo esencial está dicho, y yo me contentaré ahora con evocar las principales etapas de mi demostración sobre el verdadero contenido del tercer Secreto.

La pérdida de la fe.

En un primer capítulo, expongo las razones que prueban que el tercer Secreto habla efectivamente de la pérdida de la fe. Y la principal, es el elemento del tercer Secreto que conocemos ya. En efecto, nosotros no conocemos de él solamente el contexto. Sor Lucía nos ha indicado la primera frase: "En Portugal se conservará siempre el dogma de la Fe, etc." Esta pequeña frase, que la vidente ha añadido intencionadamente cuando ella ha redactado el Secreto por segunda vez, es con seguridad significativa. Ella nos ha dado, muy discretamente, la clave del tercer Secreto. He aquí el juicioso comentario del Padre Alonso: "En Portugal se conservará siempre el dogma de la Fe: esta frase insinúa con toda claridad un estado crítico de la Fe que sufrirán otras naciones, es decir una crisis de la fe; mientras que Portugal salvará su fe ... Así pues, escribe aún el P. Alonso, en el penado que precede al gran triunfo del Corazón Inmaculado de María se producirán las cosas terribles que son el objeto de la tercera parte del Secreto. ¿Cuáles? Si "en Portugal se conservarán siempre los dogmas de la Fe”... se puede deducir de ello con toda claridad que en otras partes de la Iglesia esos dogmas o bien se van a obscurecer, o aun van a perderse".


La mayor parte de los intérpretes se ha adherido a esta interpretación: el Padre Martins dos Reis, el canónigo Galamba, Monseñor Venancio, el P. Luis Kondor, el P. Messias Días Coelho. El 18 de noviembre último, durante una conferencia que el abate Laurentin daba en París - les sorprendente!- se declaraba también favorable a esta solución Añadiremos que el cardenal Ratzinger ha hablado en este sentido a Vittorio Messori, diciendo que el tercer Secreto concierne a "los peligros que pesan sobre la fe y la vida del cristiano". En fin, nosotros lo hemos dicho, el actual obispo de Fátima es aún más explícito. El deja entender que se trata de una crisis de la Fe a escala de varias naciones y de continentes enteros. .. Una tal defección tiene un nombre en la Sagrada Escritura: es lila apostasía". Y es muy posible que esa palabra se encuentre en el mismo texto del Secreto.


Es nuestra intención dar a conocer la oración que Su Santidad Pío XII, el 8.12.1942, en San Pedro de Roma consagraba, con un mensaje radiado sobre Fátima, todo el género humano, con especial mención de Rusia, al corazón inmaculado de María: «Reina del rosario, auxilio de los cristianos, refugio del género humano, vencedora en todos los combates de Dios. Henos aquí arrodillados ante tu trono con la seguridad de alcanzar misericordia, gracia y ayuda eficaz en la desgracia presente. Como padre común de la cristiandad, como representante de aquél «a quien se le ha dado todo poder en el cielo y en la tierra» (Mt 28, 18), que nos ha confiado en todo el mundo el cuidado de las almas que han sido "redimidas con su sangre, acudimos a ti, a tu corazón inmaculado, en esta hora trágica de la historia de la humanidad. En ti, en tu corazón inmaculado confiamos nosotros, y te entregamos y consagramos, no sólo la Santa Iglesia, el cuerpo místico de tu hijo Jesús, que padece en muchos de sus miembros y sangra y es tantas veces martirizado, sino todo el mundo que, devorado por discordias salvajes, arde en la llama del odio como víctima de su propia malicia... Oh, madre de misericordia, alcánzanos de Dios la paz. Consigue para todos nosotros las gracias que en un momento dado pueden transformar los corazones de los hombres, aquellas gracias que preparan, causan y aseguran la paz. Ruega por nosotros, reina de la paz, y da al mundo que está atacado por la guerra la paz por la que todos los pueblos suspiran, la paz en la verdad, la justicia y el amor de Cristo. Da al mundo la paz de las armas y la paz de las almas, para que se extienda el reino de Dios en la tranquilidad dentro de un orden...


Concede también la paz a aquellos pueblos que se encuentran separados por el error y la discordia, y particularmente a aquellos que muestran hacia ti una particular veneración, donde no existía hogar en el que no hubiera un icono para honrarte (hoy ocultos y guardados quizás para mejores tiempos); condúcelos de nuevo al único redil de Cristo, bajo el único y verdadero pastor”.

Con esta oración demostramos que Su Santidad Pío XII, hizo cuanto   posible par consagrar a Rusia al Inmaculado Corazón de María aunque él no era el indicado como muchos suelen afirmar dado que el no conoció el tercer secreto pues nunca abrió el tercer secreto en virtud de lo mandado por la Santísima Virgen en Fátima que solo en 1960 fuese abierto y publicado a todo el mundo. Tal acción no se debe juzgar como un mal acto porque, si bien tenia la autoridad para abrirlo, prefirió renunciar a el por amor a la OBEDIENCIA a Nuestro Señor Jesucristo.

Sin embargo debemos destacar que esta consagración no cumplía con los deseos de Nuestra Señora manifestados en Fátima.

“La declaración de Sor Lucía al P. Fuentes en diciembre de 1957 es una sorprendente síntesis del Mensaje de Fátima. Publicado desde 1962 en las "Lettres a mes Amis", y en 1974 en "La Corrtre Reforme catholique au xxe siécle" (no 87, p. 12), este texto, siempre actual, merece seguir siendo difundido.

13 Como es de prever, las opiniones emitidas en Viena el 10 de setiembre de 1984 por Monseñor do Amaral y por el P. Kondor han sido puestos recientemente en causa. Demostraremos, en el artículo que sigue a esta exposición, que la autenticidad de estas opiniones est4 tan sólidamente establecida que es demasiado tarde para intentar ponerla en duda.