utfidelesinveniatur

sábado, 18 de febrero de 2017

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLA



CONFESIONES DEL INFIERNO AL MUNDO CONTEMPORÁNEO.

 PREFACIO

Además de la gran cantidad de casos de posesión, que llegaron hasta nosotros por la Sagrada Escritura, son muchos los textos literarios que a través de los siglos, dan testimonio de tales acontecimientos El Holandés W.C. Vam Dam, en su obra Modelar Demonios y poseídos (Pahloch Editora, 1.970) cita más de doscientos libros diferentes, que son testimonios de ésta realidad. En el año de 1.947 tomé conocimiento de un caso de posesión y pude verificar cómo de la misma persona se emitían voces extrañas y como la aspersión con agua bendita provocaba una inmediata acción de repulsión. En 1.975 asistí a un exorcismo de siete personas poseídas, en una Iglesia en Italia. Presencié las reacciones de los pobres poseídos durante el exorcismo, además de eso, vi sus comportamientos cuando recibían los Sacramentos, su disposición y finalmente, su capitulación delante del Santísimo Sacramento, las personas así atormentadas habían venido, por su libre voluntad, para que fueran exorcizadas por un Padre piadoso, “porque buscaban un alivio, que nadie más podría darles”, como ellas propias me confirmaran. Una de las poseídas, que fuera de los exorcismos se comporta como cualquier otra persona, me mostró cicatrices en sus brazos y me explicó que, durante 25 años consultó a médicos y profesores de Medicina, mas ninguno había conseguido aliviarla, a no ser aquél Padre, un hombre santo, que en la Iglesia recitara un exorcismo. Ese Padre, hombre piadoso y de alma fervorosa, me prohibió que revelara su nombre, dado que el Episcopado, por causa del ataque de la prensa y los medios de comunicación, actualmente generalizados en todo el mundo, no autoriza el Gran Exorcismo con que se expulsan los demonios y además de eso, impone al exorcista el mayor de los silencios para que nada se torne público. A pesar de que la Biblia se refiere cerca de 70 veces al infierno y más veces todavía al demonio, encontramos en la Iglesia actual Obispos competentes, profesores de teología tolerantes, que niegan la existencia del demonio, y con ello, la existencia del infierno y también la existencia de todo mundo Angélico.
comprobó
casualmente la posesión de un modo inequívoco. Después de un exorcismo, que contó con la colaboración de varios sacerdotes, realizado en un lugar de las Apariciones de la Virgen (Fontaneli Montichiari, en Italia), tanto los demonios (ángeles caídos) como almas dañadas (personas condenadas) fueron obligados por la Santísima Virgen, a hacer importantes revelaciones dirigidas a la Iglesia actual. Teniendo convidados varios Obispos y representantes de la Psiquiatría y Medicina para que asistieran a un exorcismo, realizado el 26 de abril de 1.978, el día de Fiesta de la Señora del Buen Consejo, estuvieron en mi casa, para la realización del exorcismo, seis sacerdotes y también un psiquiatra Francés Dr.M.G. Mouret, director clínico del hospital psiquiátrico de Limoux (Francia) poseedor de gran experiencia en tales fenómenos. Después del exorcismo de tres personas, con muchas revelaciones salida de la boca de una poseída antes y después del exorcismo, el Dr. Mouret dejó por escrito su testimonio, afirmando que en el caso presente no se trataba de una esquizofrenia, ni de histeria, mas sí, del control de una persona por una fuerza exterior, que la Iglesia católica llama Posesión. Esta mujer poseída y madre de cuatro hijos, es continuamente atormentada hasta el límite de sus fuerzas. A pesar de eso, procura cumplir lo mejor posible con sus deberes familiares. El peso monstruoso, los tormentos causados por los demonios que le perturbaban el sueño nocturno, las continuas revelaciones hechas por los espíritus, significaban un martirio permanente. Y su único alivio vino de aquellos Sacerdotes que, contrariando las tendencias actuales, se compadecen de su estado, le administran los Sacramentos y recitan el Exorcismo.
* * *
Mas ya el 25 de abril de 1.977, por disposición de la Divina Providencia, había visitado a la poseída y asistido a un exorcismo, acompañado por el profesor Dr. Georg Siegmund, de Fulda. Como docente, a formado generaciones de sacerdotes y es también Teólogo, Filósofo y biólogo, yá a publicado un gran número de trabajos científicos, de tal modo que es un físico de renombre mundial, El Cristiano evangélico Pascal Jordan, lo calificó como uno de los filósofos y teólogos más importantes de la actualidad. Sin tomar posición relativamente al contenido de las revelaciones demoníacas, el Prof. Siegmund escribe en su epílogo: Relativamente a lo personal, estoy convencido de que no se trata, ni de una histeria, ni de una psicópata o de una enferma psíquica, lo que además ya fue confirmado por médicos especialistas. Esos fenómenos de posesión, como yo mismo puede apreciar, da la impresión de que se trata de una posesión auténtica. Ella y también su familia sufren, pues las autoridades competentes, impiden una verdadera asistencia espiritual, por recelos todavía incomprensibles, en una época en que reina la negación espiritual. En su testimonio, el profesor Siegmund se refiere al número siempre creciente de personas, igual en las escuelas superiores de teología, que niegan la existencia de Satanás y de los ángeles. A esta actitud continúa la destronización del Altísimo.

SOBRE LA POSEÍDA


A propósito de la poseída a la que este libro se refiere, se llegó hace poco, una vez más, a la conclusión de que en el caso de esta mujer y madre se trata de un alma reparadora, que desde hace 14 años es atormentada por pavorosos estados de angustias y períodos de insanía total. Fue tratada por los métodos más modernos de la Medicina y de la Psiquiatría, durante sus ocho permanencias en la clínica. Cuando después de los más rigurosos tratamientos, le dieron de alta, considerándola como un caso inexplicable, un exorcista conocido, comprobó.