utfidelesinveniatur

martes, 8 de noviembre de 2016

EL TERCER SECRETO AL DESCUBIERTO

El alba del Renacimiento Católico
Nuestra conclusión es simple: El último Secreto de María es un Secreto terrible, pero verídico y salvador. En tanto que no sea descubierto, la Iglesia continuara caminando a su ruina, ineludiblemente. Se hundirá en el abismo de la apostasía, irremediablemente. Su divulgación, al contrario, señalará el alba de su reanimación. Ciertamente, las divisiones, las controversias y las discusiones, con las cuales sufre tan cruelmente el Cuerpo  Místico de Cristo, no desaparecerán de un día para otro. Pero serán de un solo golpe aclaradas divinamente. La Virgen María habrá hablado. Entonces, los que osaren pronunciarse contra el mensaje de la Reina del Cielo, tan límpido, tan evidentemente profético y llevando en sí mismo las señales incontestables de su origen divino, serán justamente "descalificados". Y se verá dónde están los verdaderos hijos de María, los verdaderos servidores de la Iglesia, los verdaderos defensores del Santo Padre, cuando El se dedica a obrar con valor y prudencia para cumplir con todo su deber de Vicario de Cristo, de Guardián infalible de los "dogmas de la Fe", y de humilde servidor de María, Reina de los Apóstoles. Nuestra última esperanza: las promesas de Nuestra Señora de Fátima Puesto que la Inmaculada, y “sólo Ella, -como nos lo ha advertido Ella misma en su mensaje público del 13 de julio de 1917-, podrá socorrernos",  ¿es normal, no es urgente recurrir a Ella, la Madre del Perpetuo Socorro?

La triple misión de la Inmaculada Medianera

Sus tres Secretos nos revelan en efecto Su triple poder y la triple misión que Dios le ha confiado, y del cual El quiere imponer en nuestro siglo la manifestación evidente:

Es por Ella, -por su primer terrible y maravilloso Secreto: la visión  del infierno y la revelación de Su Corazón Inmaculado- que El quiere convertir a las almas, todas las almas, y salvarlas, pues Ella es la "Madre de Misericordia", y "Refugio de los pecadores" y la "Puerta del Cielo".

Es por Ella, -y de ninguna manera por los vergonzosos compromisos, por las odiosas traiciones de la Ostpolitik y de la alianza masónica de todas las religiones- por las peticiones, las amenazas y las promesas de su segundo Secreto, que El quisiera salvar a la Cristiandad, ahorramos horribles guerras y la esclavitud bolchevique, pues El le ha confiado la paz del mundo: "Ha llegado el momento de decir/o, no te ocultes. Dí a todo el mundo que Dios nos concede Sus gracias por medio del Corazón Inmaculado de María; que es a Ella a quien es necesario pedirlas; que el Corazón de Jesús quiere que se venere con El al Corazón Inmaculado de María; que se pida la paz al Corazón Inmaculado de María, pues es a Ella a quien Dios la ha confiado". Es la última recomendación de la pequeña Jacinta a su prima, en el momento de partir para el hospital de Lisboa, algunas semanas antes de su muerte.

Es por Ella aún, -por la profecía de su tercer Secreto- que El quiere vencer hoy "la ola diabólica" rompiendo sobre la Iglesia la impiedad instalada hasta en el Santuario, y todas las fuerzas obscuras que han fomentado la apostasía moderna, pues Ella es la "Muralla de la verdadera Fe". Ella sola ha recibido de Su Hijo el poder de vencer todas las herejías en el mundo entero:"CUNCTAS HAERESES TU SOLA INTEREMISTI IN UNIVERSO MUNDO".¡veremos el triunfo del Corazón Inmaculado de Maria! Y esta triple misión de la Inmaculada Medianera, que nos revela Su gran Secreto, es también el fundamento inquebrantable de nuestra inconfundible esperanza: sí, podemos estar seguros, cuando Su Secreto sea al fin completamente descubierto y reconocido como auténtico, cuando Rusia le sea al fin solemnemente consagrada y la devoción reparadora de los primeros sábados del mes oficialmente aprobada, la Virgen fiel y poderosa ¡"Virgo fidelis"! ¡"Virgo potens"! curnplirá sus maravillosas promesas. Llenos de alegría, asistiremos entonces al triunfo de Su Corazón Inmaculado preparando el Reino universal del Sagrado Corazón de Jesús: Rusia, liberada de sus dominios, por un inmenso milagro de conversión, volverá al redil de la unidad romana. Un tiempo de paz será dado al mundo.

La Fe Católica será predicada a todas las naciones. ¡Y las almas, por miríadas, tomarán con alegría de las fuentes de salud, en la única y santa Iglesia de Cristo, católica apostólica y romana, bajo el cayado de un solo Pastor! Se esta hora vendrá, pero nos es necesario apresurarla cumpliendo nosotros mismos con amor, y desde ahora, todas las peticiones de Nuestra Señora, Pues Ella tiene necesidad de nosotros. Decía San Maximiliano Kolbe:

"Los tiempos modernos están dominados por Satán y lo
serán aún más en el porvenir. La Inmaculada sola ha recibido
de Dios la promesa de la victoria sobre Satán. Pero, en la gloria
del Cielo, Ella tiene necesidad hoy de nuestra colaboración.
Busca almas que se consagren enteramente a Ella y lleguen
a ser, entre sus manos, una fuerza para vencer a Satán
e instrumentos para instaurar el Reino de Dios".



FR. MICHEL DE LA SAINTE TRINITE