utfidelesinveniatur

viernes, 10 de junio de 2016

“Delenda est Cartago” O “Delenda est Siria” - Padre Arturo Vargas Meza

“Delenda est Cartago
O
“Delenda est Síiria

(*Cartago debe ser destruída o Síria debe ser destruída)


Catón el viejo antes de terminar sus discursos terminaba con esta frase lapidaria: “Delenda est Cartago” frase que se encarnó entre los romanos y también en el ejército, ¿pero porque? La ciudad antes que nada era un enclave comercial muy importante entre Europa y África,

Puerto de Cartago



por esto fue llamada “Qar Hasdas” que en lengua fenicia significa “ciudad nueva” y para su emplazamiento se escogió cuidadosamente un ismo fácil de defender con un magnifico puerto natural. Pero la chispa que incendio el fuego de ese odio irracional cuyos ecos aun nos llegan tan nítidos después de 2000 años, estallo en Sicilia. Justo en el año 264 antes de Cristo los interese de ambas potencias están separados como si dijéramos todo está en orden. Cartago fue destruida,

invasión de Cartago





gran parte de su población fue destruida y la que quedo fue esclavizada y su cultura cuidadosamente enterrada en el olvido. Pero antes de pagar tan alto precio Cartago resistió durante seis días al asedio de los soldados romanos; estos tuvieron que avanzar penosamente casa por casa y calle por calle tal fue la resistencia a la que se presentaron.


Esta breve pausa en el asunto que nos ocupa no tiene como fin hacer a un lado lo que en esta materia estamos tratando, todo lo contrario nos sirve para entender mejor que en la historia de la humanidad siempre hay momentos análogos, es decir, parecidos y en este caso es Oriente Medio cuyo fin nos pone a reflexionar sobre la situación global.

No es mi deseo tomar partido de uno u otro lado sino simplemente narrar el hecho histórico que actualmente se está viviente en aquel lejano oriente. En términos generales todo comenzó con el tristemente célebre 11 de septiembre con el “atentado a las torres gemelas”
El 11 de Septiembre



seguida de una “invasión de Irak en Kuwait” por un hombre de todos conocido llamado Sadam Hussein alto mandatario de un país llamado Irak, digo, llamado porque de aquel Irak actualmente no queda nada, de este tema me ocuparé en su debido tiempo. Luego vino la intervención militar de Estados Unidos

la "Democracia" americana



y sus “aliados” quienes destruyeron las estructuras no solo materiales sino sociales que, a pesar del “dictador", se mantenían intactas, al final de sus “heroicas masacres” se dieron cuenta los “ingenuos” que Irak no tenía armas químicas como tan incansablemente lo habían pregonado y era la “razón fundamental” por la cual destruyeron ese país. 

Pero no pararon ahí sus malvadas intenciones pues luego le siguió Libia, país que también merece nuestra atención, por la forma brutal e inhumana en como asesinaron a su líder que, por muy “malo” que haya sido, no lo era menos que sus agresores quienes mostraron la barbarie en todo su esplendor como tales hijos de la maldad ante la complaciente mirada de sus “patrones”.

Libya bajo ataques de la OTAN




"Delenda est Siria"

Destruida esta nación su ambición los llevo a hacer lo mismo con otra nación a la cual llamo “Delenda est Siria” otra nación cuyo delito era ser confesional, con un gobierno laico, en donde convivían todas las religiones en sana paz y concordia, con un gobierno independiente que no dependía de los países que comenzaron a planear su ruina y ser un enclave importante entre Oriente y Occidente, además de sus recursos naturales muy abundantes por cierto. Por esas ironías de la vida se vuelven a repetir los mismos motivos para invadir esta nación prospera antes de la intervención hoy un montón ruinas.





La causa ya no son las armas químicas sino los componentes químicos de esas armas y el fin derrocar a otro “dictador”, maldita democracia que solo ve dictadores en aquellas naciones no sometidas a sus dominios. La verdadera razón de la intervención de los “creadores de la democracia” era destruir su gobierno, la unidad en la variedad de las religiones y usurpar sus recursos naturales, nada más. Pero a diferencia de aquella Cartago esta se encontró rodeada de aliados, cuyas intenciones no las voy juzgar, no han permitido el fin desastroso de las otras naciones. 

Sin duda es un nuevo terreno para las famosas guerras mediáticas recuérdese que Rusia ya ha asistido a dos; Georgia y Ucrania con un balance positivo para esta nación, como ya es sabido: la adhesión de Osetia del sur y la adhesión de Crimea respectivamente. En Siria, la nueva Cartago, la situación es muy diferente, pero al final con los mismos resultados de aquellas otras dos naciones desafortunadas por confiar en “potencias en decadencia”, es decir, se está gestando una guerra mundial pues recuerden ustedes que lo de Siria es una guerra “regional” cuyas fronteras ya han quedado cortas y se extiende por las naciones vecinas contrarias a ella cuya barbarie ya es bien conocida me refiero a Turquía y Arabia Saudí títeres de los “patrones de Occidente.” Por otro lado bien sabido es a quien sirven los “amigos de Siria”, vaya “amigos” y el ejército armado por Estados Unidos, los mal llamados “ejercito moderado” o ejercito libre Sirio sin contar, por supuesto, con los medios de comunicación leales a Occidente.  La inmigración Asia Europa merecería un artículo aparte porque también juega un papel en esta tan entretejida telaraña.